NYPD y policía estatal listas ante posibles disturbios locales por toma presidencial de Biden

"Estaremos observando constantemente", anunció el alcalde por las tensiones políticas tras el asalto al Capitolio

NYPD y policía estatal listas ante posibles disturbios locales por toma presidencial de Biden
No quiere otra toma en el Ayuntamiento de NYC
Foto: Andrés Correa Guatarasma / Cortesía

Tanto la policía de la ciudad más grande del país (NYPD) como la del estado (NYSP) se están preparando para posibles disturbios que se puedan generar en medio del clima de tensión política que marcará el juramento presidencial de Joe Biden el próximo miércoles en Washington DC.

En este momento NYC no tiene en el radar ninguna manifestación violenta y el alcalde Bill de Blasio cree que no hay una amenaza creíble contra la ciudad, pero aún así están siendo cuidadosos. “Estaremos observando constantemente”, dijo ayer. “Podremos mover recursos muy rápidamente”.

El jefe de la policía de Nueva York, Terrence Monahan, comentó a Pix11 que todos los días los oficiales están entrenando, por si acaso. “Si tuviéramos información de que alguien está intentando apoderarse del Ayuntamiento (como en junio pasado), tendríamos policías”, afirmó. “Es posible que no los vean, pero (los policías) estarían listos en el segundo en que alguien dé un paso cerca de ese edificio”.

“Siempre tienes que estar preparado. Lo vemos día tras día en el trabajo policial; sucede lo inesperado, espera lo inesperado, prepárate, no te relajes. Debo estar más preparado que mal preparado”, comentó.

NYPD también ha anunciado el envío de 200 agentes como refuerzo a la alcaldía de Washington DC. En tanto, ayer dos hombres fueron detenidos por el FBI en Nueva York en relación al ataque del 6 de enero al Capitolio, y otro más por supuestamente preparar uno nuevo en Internet.

Luego de diversas manifestaciones raciales y anti coronavirus, una toma del Ayuntamiento y saqueos que incluso llevaron a un toque de queda y al recorte del presupuesto de NYPD en el verano, la ciudad se mantuvo en alerta desde octubres en previsión de disturbios durante los comicios presidenciales y la temporada navideña. Además, muchas residencias y tiendas cubrieron sus vitrinas con tablones, afectando el paisaje urbano.