Cómo utilizar el jengibre para bajar de peso y combatir la inflamación

Diversas referencias científicas avalan las bondades del jengibre para perder peso, quemar grasa, controlar el apetito y eliminar la hinchazón. Se trata de una de las especias medicinales de mayor potencial terapéutico, gracias a sus propiedades antioxidantes y antiinflamatorias

El jengibre es una de las especias más medicinales, brilla por su contenido en antioxidantes y su poderoso efecto antiinflamatorio.
El jengibre es una de las especias más medicinales, brilla por su contenido en antioxidantes y su poderoso efecto antiinflamatorio.
Foto: Shutterstock

El consumo de super-alimentos se ha posicionado como una de las mejores herramientas para proteger la salud y prevenir enfermedades. Lo mejor de todo es que se trata de alimentos accesibles y de consumo cotidiano, que tienen la inmensa virtud de ser los más densos en nutrientes. Gracias a ello se relacionan con una amplia lista de propiedades nutricionales y medicinales. Si bien la lista de super-alimentos afortunadamente es larga, existen algunos que no pueden faltar y que son considerados los más famosos. Tal es el caso del jengibre o Zingiber officinale, es una planta con flores originaria del sudeste asiático sumamente valorada, que a lo largo de los años se ha posicionado como una de las especias más poderosas de la naturaleza. 

 De sabor picante y alimonado, este tallo subterráneo es utilizado hace cientos de años como especia culinaria y remedio herbal. Sus beneficios medicinales se relacionan con su inigualable composición nutricional, que se destaca por su riqueza en aceites volátiles, también contiene sustancias fenólicas (denominadas gingeroles, shoagoles y gingeronas), enzimas proteolíticas, ácido linoleico, vitaminas (vitamina B6 y vitamina C) y minerales (calcio, magnesio, fósforo y potasio). A la vez una de sus más grandes virtudes se relaciona con su gran contenido en antioxidantes, que le confieren magníficas propiedades antiinflamatorias. De tal modo que su potencial medicinal es innegable y se asocia con beneficios para tratar diversas afecciones digestivas e intestinales, es un grandioso aliado del sistema inmunológico y un potente analgésico.

Si bien su lista de propiedades curativas es larga, últimamente de manera particular han llamado la atención sus usos para bajar de peso. De hecho se cuenta con diversas referencias científicas que lo avalan. Según un estudio del año 2017, unos compuestos particulares del jengibre llamados zingerona y shogaoles pueden ayudar con la pérdida de peso. La razón es sencilla estas sustancias benefician ciertos complejos procesos corporales que queman y almacenan grasa. También se cuenta con otro estudio, el cual contó con la participación de mujeres con obesidad y el cual se enfocó la ingesta diaria por 12 semanas dos tabletas de 1 gramo de jengibre en polvo. Los resultados fueron contundentes ya que este grupo de mujeres experimentó una disminución significativa del apetito y de las medidas corporales en comparación con las que tomaron un placebo.

Por último otro trabajo de investigación, encontró que tomar jengibre de manera cotidiana se asocia con una disminución en el índice de masa corporal (IMC) y aumenta los marcadores del control del azúcar en sangre en mujeres con obesidad. Otro pequeño estudio que se realizó con la participación de 10 hombres, quienes integraron como parte de su rutina diaria el consumo de dos gramos de jengibre en polvo en una bebida caliente en el desayuno. Los participantes experimentaron una reducción de la sensación de hambre y una mayor termogénesis o producción de calor por la quema de calorías. La referencia más completa y reciente, es una revisión de 2018 evaluó la evidencia de los efectos del jengibre sobre la pérdida de peso y otros marcadores asociados con la obesidad. Los autores incluyeron 14 estudios de alta calidad en el análisis sistemático. A modo general encontraron  que la ingesta de jengibre no solo redujo el peso corporal de los participantes, la proporción cintura-cadera y algunos marcadores que reflejaban el metabolismo de la glucosa en sangre. Lo mejor de todo es que el consumo de jengibre no afectó a otros marcadores, como el IMC y el colesterol total.

Con base en lo anterior la evidencia actual sobre de los efectos del jengibre en la pérdida de peso, es prometedora. No en vano diversas tendencias y corrientes enfocadas en el adelgazamiento promueven al consumo de jengibre como un magnífico aliado, que también beneficia al sistema digestivo, intestinal y promueve la depuración del organismo. 

¿Cómo usar el jengibre para perder peso?

Si bien cabe aclarar que no existen como tal alimentos milagrosos, si hay maravillosos aliados que nos hacen el camino más fácil. Diversos nutricionistas coinciden en que la mejor manera de consumirlo para bajar de peso, es en un sencillo té. Lo único que tendrás que hacer es pelar y picar un trozo mediano de jengibre y hervirlo en 150 ml de agua por máximo 10 minutos, cuela y bebe inmediatamente.

También con el objetivo de regularizar el consumo diario de jengibre, los expertos recomiendan consumirlo en suplemento (cápsulas de jengibre en polvo). Se cuenta con referencias médicas, en los que se establece que la dosis diaria de jengibre no debe ser superior a 1 gramo para embarazadas y 4 gramos para el público en general. Además se aconseja utilizarlo como complemento en la cocina, no solo es una buena manera de obtener sus beneficios medicinales, es delicioso y aporta un toque único tanto en platillos salados como dulces. No tengas miedo de agregarlo en jugos, licuados, avena, sopas, cremas, pastas, guisados, galletas y panadería ¡Pierde peso mientras disfrutas!