¿Qué pasó con la medida de la Cámara para enviar cheques mensuales de $2,000 por Venmo, Zelle o PayPal?

La idea era facilitar la distribución del dinero a la mayor cantidad de personas elegibles

Venmo es un servicio de pago móvil propiedad de PayPal.
Venmo es un servicio de pago móvil propiedad de PayPal.
Foto: shutterstock

En la Cámara de Representantes federal permanece engavetado un proyecto de ley que, si fuera aprobado tanto en ese cuerpo como en el Senado, otorgaría cheques de estímulo mensuales de $2,000 contra la crisis económica que desató la pandemia de coronavirus.

“Emergency Money for People Act” fue presentada en la Cámara, el 14 de abril de 2020, por los representantes demócratas Tim Ryan y Ro Khanna.

Al momento de ser introducida en la Legislatura generó bastante discusión, ya que el país se encontraba en ese momento enfrentando el primer pico de casos de coronavirus y muchos estadounidenses empezaban a sufrir el impacto económico como resultado del desempleo por el cierre de negocios e industrias.

La medida establece pagos de $2,000 mensuales para cada estadounidense elegible de 16 años en adelante por al menos seis meses. Por dependientes, serían $500 hasta un máximo de tres.

Incluye a dependientes mayores de edad

La legislación además repara la falla en la Ley de Ayuda, Alivio y Seguridad Económica del Coronavirus (CARES) que excluyó a estudiantes universitarios y adultos discapacitados de recibir los fondos si eran reclamados como dependientes.

“Emergency Money for the People Act además reconoce que no todas las personas tienen una cuenta de banco o una dirección de correo postal para recibir el cheque, así que le permite a los individuos obtener su dinero ya sea por depósito directo, cheque en papel, tarjeta de débito prepagada, o plataformas móviles de envío de dinero como Venmo, Zelle o PayPal”, indica el comunicado de los representantes al momento de anunciar la medida.

No está claro si los indocumentados serían elegibles al pago. Lo que sí se especifica es que los desempleados o los que no están generando ingresos también serían elegibles a los pagos.

“Un solo pago, $1,200 dólares no es suficiente”, plantea Khanna. “Los estadounidenses necesitan inyecciones sustanciales de efectivo por lo que dure la crisis para poder salir vivos, saludables y listos para trabajar nuevamente…”, agrega el representante de California en el parte de prensa.

Por su parte, Ryan, de Ohio, señala: “El impacto económico del virus es uno sin precedente en nuestro país. Mientras millones de estadounidenses solicitan para el desempleo semana tras semana, nosotros tenemos que trabajar rápido para parchar la presa- y eso significa poner dinero en las manos de las familias trabajadoras”.

Sin embargo, pese a los argumentos y como ocurre con la mayoría de propuestas para otorgar cheques de estímulo de $2,000 la medida solo quedó como pieza de debate.

Aunque ambos representantes han manifestado su apoyo al paquete de estímulo de Joe Biden de $1.9 billones de dólares que incluye una tercera ronda de cheques con un monto base de $1,400 por individuo,  firmaron una carta esta semana en la que respaldan que nuevos pagos directos deberían enviarse mes tras mes o de manera recurrente hasta que finalice la crisis por el coronavirus.