Qué ocurrirá esta semana sobre el tercer cheque estímulo de $1,400

Los demócratas están dispuestos a avanzar sin el apoyo de republicanos

Qué ocurrirá esta semana sobre el tercer cheque estímulo de $1,400
Los demócratas en el Senado dispuestos a avanzar sin apoyo republicano.
Foto: Win McNamee / Getty Images

Esta semana se espera que el Senado retome las discusiones sobre el tercer paquete de ayuda económica contra el COVID-19, al tiempo que los republicanos presionan con un nuevo plan de ayuda.

Este lunes el presidente Joe Biden se reúne con el grupo de republicanos liderados por Susan Collins (Maine) que hicieron una contrapropuesta de ayuda económica.

Los republicanos quieren enviar menos dinero a las familias y destinar menores recursos a la batalla contra la pandemia, para lo cual sugieren un plan de $600,000 millones de dólares con un cheque directo a estadounidenses de $1,000 dólares.

La portavoz de la Casa Blanca, Jen Psaki, adelantó que la reunión entre el presidente Biden y los republicanos no significa “una promesa” de aceptar o rechazar el plan, sino de mantener un diálogo con los republicanos, tal como lo prometió en campaña.

En conferencia de prensa, Psaki agregó que el mandatario tiene claras las necesidades financieras del país enfrente de la pandemia.

“Él considera que el paquete idóneo es uno aquel cercano a lo que propuso”, atajó.

El máximo asesor económico de la Casa Blanca, Brian Deese, adelantó en CNN que el proyecto original del presidente Biden de $1.9 billones de dólares contempla los desafíos de la pandemia, por lo que dejó entrever dificultades para reducir el monto.

Aunado a ello, el mandatario tuiteó en dos ocasiones que el Congreso debe completar el plan de $2,000 dólares por persona, es decir, sumar los $1,400 dólares a los $600 enviados a principios de enero.

El presidente Biden busca consenso en el Congreso sobre un plan de ayuda, pero la propuesta de los republicanos no es ni siquiera una tercera parte de lo que él necesita, sobre todo considerando sus más recientes órdenes ejecutivas para enfrentar la pandemia, incluida la compra de 200 millones de vacunas.

La postura demócrata

El líder de la mayoría en el Senado, Charles Schumer (Nueva York), ha insistido en que deberá aprobarse el paquete de $1.9 billones de dólares y la semana pasada enfatizó que buscaban apoyo republicano, pero eso no los detendría.

La presidenta de la Cámara, Nancy Pelosi (California), se mantuvo en el mismo tenor, aunque ahí los demócratas tienen una mayoría que les permitirá avanzar sin tantos problemas.

Los republicanos están en contra de ayuda que consideran excesiva, pero el senador Bernie Sanders (Vermont), presidente del Comité de Presupuesto, pretende avanzar sin su apoyo, al poner sobre la mesa la aplicación de la regla de Reconciliación del Presupuesto, la cual permite aprobar los fondos con mayoría simple.

Sanders calificó de “hipócritas” a los republicanos por su reducido proyecto de ayuda.

“Al tiempo que las familias trabajadoras enfrentan una crisis masiva, mis colegas republicanos se han preocupado, de pronto, por el déficit”, indicó. “Eso es chistoso. No escuché sus preocupaciones cuando pasaron billones de dólares en perdón de impuestos a ricos y cheques en blanco para guerras sin fin. ¡Cuánta hipocresía!”.

Un grupo de 50 representantes demócratas liberales, incluida Alexandria Ocasio-Cortez (Nueva York), incluso propone un plan más agresivo contra la pandemia, que incluye un cheque de ayuda de $2,000 dólares mensuales dirigido solamente a quienes más lo necesitan.

Los demócratas buscan avanzar esta semana con el plan de ayuda, debido a que el siguiente martes comienza el juicio político al expresidente Donald Trump, lo que cual distrairía el debate sobre los fondos de emergencia.