“Impeachment” a Trump en el Senado federal retrasaría aprobación de tercer cheque de estímulo

La mayor probabilidad es que los estadounidenses no reciban nuevos cheques de estímulo hasta finales de marzo y principios de abril

El expresidente Donald Trump se enfrenta a un segundo juicio político.
El expresidente Donald Trump se enfrenta a un segundo juicio político.
Foto: Drew Angerer / Getty Images

Varias circunstancias podrían retrasar la aprobación de un tercer cheque de estímulo en el Congreso de Estados Unidos para antes de marzo.

La principal situación que afecta los procesos legislativos es el inicio del juicio político contra el expresidente Donald Trump en el Senado. El “impeachment” pautado para empezar el 9 de febrero ocupará la atención de los senadores y dejará en segundo plano otros temas como el paquete de estímulo y la reforma migratoria.

Al momento, no está claro cuánto duraría el proceso, ya que dependerá, entre otras cosas, del tiempo que se demore el equipo de defensa de Trump en responder y cuándo los senadores estén listos para votar sobre un juicio final.

El otro asunto que complica el escenario legislativo en términos del nuevo plan de rescate económico por coronavirus es la intención del presidente Joe Biden en lograr un acuerdo bipartidista que lleve a la aprobación del mismo.

Los últimos reportes apuntan a que Biden y los demócratas en el Congreso federal no han descartado del todo la propuesta republicana para que los pagos de una tercera ronda sean focalizados a los ciudadanos que más lo necesitan, y, a esos fines, se limite el nivel de ingresos para elegibilidad. El monto base de $1,400 por cheque se mantendría, ya que el propuesto por los republicanos de $1,000, Biden lo considera muy bajo.

Sin embargo, llegar a un acuerdo bipartidista requerirá más tiempo de negociación antes de la votación en el pleno del Senado.

Actualmente, la mayoría en Cámara y Senado disponen de la provisión conocida como “reconciliación” para aprobar el plan de manera expedita en caso de que no se llegue a un acuerdo con los miembros de la minoría.

Luego de la “cordial” reunión con los republicanos en la Casa Blanca el lunes, ahora dependerá de si el presidente presiona o no para que los miembros de su Partido se enfoquen en convencer a los republicanos a que voten a favor.

Sin embargo, en vista de las amplias diferencias sobre lo que debe contener el paquete de estímulo y la cantidad de dinero que se debe invertir para los distintos programas en el mismo, lo más probable es que la legislación no baje a votación hasta marzo.

La semana pasada, ya el líder de la mayoría en el Senado, Chuck Schumer, había anticipado lo anterior.

“Trataremos de aprobarla el próximo mes, mes y medio”, indicó Schumer.

De seguir esta línea de tiempo, los estadounidenses no estarían recibiendo nuevos cheques de estímulo hasta finales de marzo y principios de abril.