Aprueban ley para crear registro de muertes de trabajadores de construcción en Nueva York

La medida fue aprobada por la Legislatura Estatal y ahora espera por la firma del Gobernador

Aprueban ley para crear registro de muertes de trabajadores de construcción en Nueva York
Según OSHA, el 21.1% de las muertes de trabajadores en el sector privado en 2018 estaban en construcción.
Foto: Eduardo Munoz Alvarez / Getty Images

La Asamblea y el Senado estatal en Albany aprobaron una nueva legislación que establece la creación de un registro único de muertes en el lugar de trabajo en la industria de la construcción en Nueva York, y que ahora pasará al escritorio del gobernador Andrew Cuomo para que la firme y se convierta en ley.

La legislación, que fue patrocinada por la asambleísta de origen dominicano Carmen de la Rosa, busca que sea registrada toda la información relacionada con cualquier incidente que suceda en las obras de construcción y que provoque lesiones fatales a un trabajador.

Las estadísticas sobre muertes en las construcciones en la ciudad de Nueva York reflejan que la mayoría de las víctimas son obreros hispanos. Y a nivel nacional la realidad es similar, y así lo demuestran datos de la confederación sindical AFL-CIO del año 2019, que indican que en todo el país al menos 903 latinos murieron en su lugar de empleo mientras trabajaban, y el 67% de los fallecidos eran inmigrantes.

Al justificar la nueva legislación, que enmienda algunos aspectos de la Ley Laboral del Estado de Nueva York, los legisladores estatales explicaron que el trabajo de construcción es inherentemente una de las industrias laborales más peligrosas para los trabajadores.

“Los neoyorquinos que trabajan en obras de construcción están expuestos a condiciones de trabajo inseguras que los ponen en riesgo de muerte por lesiones relacionadas con caídas, maquinaria, caída de objetos y estructuras que colapsan. De hecho, de acuerdo con la Administración de Seguridad y Salud Ocupacional (OSHA), 21.1% de las muertes de trabajadores en el sector privado en 2018 estaban en construcción, lo que representa una de cada cinco muertes”.

Pero al haber 58 oficinas de médicos forenses en los condados en todo el estado de Nueva York, puede haber una variación en los números sobre lo que constituye, o puede ser, una fatalidad en el lugar de trabajo. Además, cada municipio, cada comité de OSHA y la Oficina Federal de Estadísticas Laborales pueden, en ocasiones, tener estadísticas diferentes sobre el número de muertes en el trabajo. Por todas estas razones, indica la nueva legislación, es imperativo que se recopilen datos precisos respecto a todos los incidentes en los que una persona que realiza el trabajo de construcción sufre una lesión fatal relacionada con su trabajo.

Este proyecto de ley es necesario para asegurar que exista un registro centralizado en el estado de Nueva York que contenga las circunstancias de las muertes en el lugar de trabajo en la industria de la construcción, acompañadas de datos demográficos sobre las víctimas, para que podamos seguir trabajando para mejorar la seguridad y salud de los que trabajan en la construcción”, indican los legisladores.