Videos de invasión del Capitolio demuestran que Trump incitó a la insurrección, indican acusadores en ‘impeachment’

Los gerentes o fiscales refuerzan sus alegatos en contra del expresidente

El expresidente Trump enfrenta juicio político por incitar a la insurrección.
El expresidente Trump enfrenta juicio político por incitar a la insurrección.
Foto: ROBERTO SCHMIDT / AFP / Getty Images

El expresidente Donald Trump es acusado de “incitar a la insurrección” a la invasión violenta del Capitolio, según los acusadores de la Cámara de Representantes, quienes este jueves enfatizaron la conexión entre los tuits y mensajes previos del exmandatario, especialmente su discurso en el mitin del 6 de enero, para apuntalar los señalamientos.

“Sabía que, animados por sus tuits y sus mensajes durante un tiempo salvaje en Washington, sus seguidores extremistas aparecerían pronto, listos para atacar, listos para la violencia extrema para luchar como el infierno por su héroe”, dijo el representante demócrata Jamie Raskin (Maryland), quien lidera el grupo de gerentes –una especie de fiscales– que presentan el caso contra el expresidente.

Raskin parafraseó al propio exmandatario, sobre su discurso del 6 de enero, cuando dijo a sus seguidores que debían “luchar como el infierno” en contra del supuesto “robo electoral”. El representante citó otras acciones violentas protagonizadas por los seguidores MAGA, como su ingreso al Capitolio de Michigan el 30 de abril de 2020, a donde acudieron armados.

“Esta mafia inspirada en Trump puede resultarles familiar: banderas de batalla confederadas, gorras MAGA, armas, equipo militar de camuflaje, al igual que los insurrectos que se presentaron e invadieron esta Cámara”, dijo Raskin. “El asedio de la Cámara de Representantes de Michigan fue efectivamente un ensayo general a nivel estatal para el asedio del Capitolio de los Estados Unidos que Trump incitó el 6 de enero”.

Este lunes se dieron a conocer varios videos de vigilancia del Capitolio y de otras fuentes que muestran la violencia ejercida para tomar las instalaciones.

El representante Ted Lieu (California), miembro del equipo que acusa formalmente al expresidente Trump, dijo que éste tardó en condenar los hechos violentos en el Capitolio.

“Durante días no se dirigió a la nación después de este ataque”, lamentó. “Necesitábamos que nuestro comandante en jefe liderara, uniera a un país en duelo, nos consolara. Pero, ¿qué hizo el presidente Trump? Nada. Silencio”.

El representante Joe Neguse (Colorado), dio sus argumentos finales sobre el caso, donde cuestionó: “¿Era previsible la violencia?, ¿fomentó la violencia?, ¿actuó voluntariamente?”. El demócrata recordó los videos presentados este miércoles en el primer día de presentación de la acusación, luego pidió a los senadores condenar al expresidente.

“Nosotros, humildemente, les pedimos que condene al presidente Trump por el crimen del que es abrumadoramente culpable”, insistió. “Si no lo hacen, si pretendemos que esto no sucedió o, peor aún, si lo dejamos sin respuesta, ¿quién dice que esto no volverá a suceder?”.

Temor de que vuelva a ganar

Raskin advirtió que la falta de un castigo por estos actos dejarían la puerta abierta a que volviera con el mismo discurso extremista.

Agregó que un ejemplo es el arribo a la Cámara de la representante Marjorie Taylor Green (Georgia), a quien identificó sin decir su nombre como “legisladora” de Trump, debido a que ella es parte del movimiento MAGA.

“¿Qué les hace pensar que la pesadilla con Donald Trump y su legisladora y turbas violentas ha terminado? Si dejamos que se salga con la suya, y luego llega al capitolio de su estado o vuelve aquí de nuevo, ¿qué vamos a decir? Estos actos previos de incitación arrojan una luz dura sobre la obvia intención de Trump”, dijo Raskin.

Para la senadora republicana Lisa Murkowski (Alaska), sin embargo, será muy difícil que el expresidente pueda ser electo nuevamente.

“No veo cómo Donald Trump pueda ser reelecto a la presidencia de nuevo”, expresó el miércoles. La senadora fue una de los seis republicanos que se unieron a los demócratas para avalar la constitucionalidad del juicio político al exmandatario.