5 señales de que estas comiendo demasiada sal

La boca seca y la hinchazón no son las únicas señales con las que tu cuerpo advierte que estas comiendo demasiada sal y que pones en riesgo tu salud

5 señales de que estas comiendo demasiada sal
Comer demasiados alimentos salados puede provocar dolores de cabeza.
Foto: Maria Petersson / Pexels

Comer mucha sal significa que estás consumiendo demasiado sodio. El sodio es un mineral necesario esencial para tu cuerpo, para mantener el equilibrio de agua y minerales, transmisión de los impulsos nerviosos y el funcionamiento normal de las células. Pero consumir sodio en exceso puede afectar seriamente tu salud, se asocia a la hipertensión, a un mayor riesgo de cardiopatías y accidentes cerebrovasculares.

¿Cuánto es demasiado sodio?

La Organización Mundial de la Salud recomienda consumir menos de 2 gramos de sodio al día, que es equivalente a 5 gramos de sal (un poco menos que una cuchara de té).

5 señales de tu cuerpo advirtiendo que estas comiendo demasiada sal

1. Te sientes hinchado

Consumir mucha sal te puede provocar hinchazón. La razón está en que tus riñones retienen agua adicional para compensar el sodio adicional que ingirió. Esta hinchazón puede ser más notoria en las manos y los pies.

Puede parecerte contradictorio, pero beber más agua ayuda a tu cuerpo a eliminar el exceso de sodio.

2. Tienes sed todo el tiempo

La boca seca y la sed es una manera en la que tu cuerpo te esta está pidiendo agua para que lo ayudes a eliminar parte del sodio que has consumido de más y así restablecer el equilibrio.

No consumir líquidos después de ingerir grandes cantidades de sal puede ocasionar hipernatremia. Esto significa que hay un exceso de sodio en la sangre, por encima de los niveles seguros. Los síntomas incluyen confusión, espasmos musculares e incluso convulsiones.

3. Aumenta tu presión arterial

“El efecto más conocido del sodio en la salud es la relación entre el sodio y la presión arterial”, comparten los Institutos Nacionales de la Salud. Decenas de estudios, tanto en animales como en personas, han demostrado que un consumo mayor de sal aumenta la presión arterial. Reducir el consumo de sal ayuda a disminuir la presión arterial.

4. Te duele la cabeza con frecuencia

Comer demasiados alimentos salados puede provocar dolores de cabeza. Un estudio de Johns Hopkins en colaboración con la Universidad de Oxford y la Universidad de Sydney encontró que la ingesta reducida de sodio se asoció con un riesgo significativamente menor de dolor de cabeza

5. Padeces estreñimiento

Consumir suficiente fibra y muchos líquidos ayuda a que las heces sean más suaves y fáciles de pasar. Comer demasiada sal puede contribuir a que no estés yendo al baño con regularidad. Tu cuerpo absorbe agua de los intestinos para ayudar a compensar la sal adicional en el torrente sanguíneo.

Alimentos con más sodio

El sodio se encuentra naturalmente en algunos alimentos como la leche, la carne y los crustáceos. Pero las grandes cantidades están en los alimentos a los que se le agrega sal en su elaboración, como el pan, carne procesada, quesos, tentempiés salados, salsas (como la Worcestershire y la salsa de soja), en ciertos condimentos (como la kétchup). También lo consumes en alimentos que contienen el glutamato de sodio.

La Asociación Americana del Corazón señala que más del 70 por ciento del sodio que consumimos proviene de alimentos procesados, empaquetados y de restaurantes.

Te puede interesar: