Joven de 19 años es detenido en Arizona por fingir un secuestro para así no ir a trabajar

El chico fue encontrado inconsciente y amarrado a una toma de agua y a la policía le contó una historia que luego, se descubrió él mismo había inventado

Joven de 19 años es detenido en Arizona por fingir un secuestro para así no ir a trabajar
Un joven de 19 años ideó todo un plan para librarse de sus obligaciones.
Foto: Shutterstock

Tener que trabajar puede llegar a ser el peor de los martirios para muchos, ya que desafortunadamente, esta acción solamente tiene un mero fin económico y no como tal el de la realización personal.

Pocos son los afortunados que aseguran tener el mejor trabajo del mundo o el de sus sueños, y muchos los que llevan a cabo sus labores de forma rutinaria, sin disfrutarlas, por lo que anhelan tener la mejor de las suertes para así poder dejar de laborar.

Pero, ¿hasta dónde o que serías capaz de hacer con tal de no tener que trabajar?

Un joven de 19 años, originario del condado de Cooldge, en el condado de Pinal, en Arizona, fue muy lejos al fingir su propio secuestro con tal de ausentarse un par de días de su trabajo.

Todo ocurrió el pasado 10 de febrero cuando los servicios de emergencia atendieron la llamada de urgencia por una persona que se encontraba inconsciente en la calle. Cuando llegaron al lugar señalado descubrieron a un joven de 19 años que se encontraba atado de manos y amordazado, junto a una torre de agua.

La “víctima” fue identificada como Brandon Soules, el cual contó a los oficiales que había sido secuestrado por un par de personas que iban encapuchadas, los cuales lo habrían paseado durante horas en un auto para finalmente abandonarlo en ese sitio.

El mismo Soules también indicó que muy probablemente había sido secuestrado porque algunas personas sabían que su padre tenía una gran cantidad de dinero oculto en distintos sitios del condado.

Un grupo de investigadores comenzaron a laborar en este caso, descubriendo días más tarde que existían pruebas que apuntaban a que la historia contada por Brandon era todo un invento y que en realidad, no fue víctima de algún secuestro o asalto.

La cadena ABC indicó que los investigadores llegaron a esa conclusión luego de revisar las cámaras de seguridad que hay en la casa de Soules, las cuales no registraron en ningún momento que otras personas hubieran ido por él como contó.

La policía decidió detenerlo la semana pasada tras ser acusado de hacer una denuncia falsa. Finalmente, el joven admitió que, efectivamente, fingió su secuestro para así librarse de tener que ir a trabajar a una fábrica de llantas, en donde labora cambiando neumáticos y recolectando refacciones para la tienda.