Cómo detectar el cáncer colorrectal tempranamente

El cáncer colorrectal puede ser letal si no se detecta a tiempo

Cómo detectar el cáncer colorrectal tempranamente
El cáncer colorrectal puede afectar a las personas con una mala alimentación.
Foto: Shutterstock

El cáncer colorrectal es uno de los tipos de cáncer que causa más muertes debido a su carácter silencioso. Sin embargo, actualmente es posible detectarlo a tiempo, incluso mucho antes de que sus síntomas se manifiesten, según la American Cancer Society.

Detectar el cáncer colorrectal incluso antes de que se forme ofrece una ventaja invaluable para comenzar un tratamiento preventivo y erradicarlo.

Diagnóstico del cáncer colorrectal

El diagnóstico temprano es muy importante. Por eso es que la revisión o chequeo constante es esencial. Así que no hay que dejar de visitar al médico con frecuencia.

El diagnóstico se hace a través de diferentes pruebas que ayudan a determinar si existen pólipos que podrían convertirse en cáncer más adelante.

De hecho, los pólipos pueden tardar entre 10 a 15 años para convertirse en cáncer colorrectal. En una primera evaluación médica, el especialista preguntará por antecedentes familiares, y también examinará el abdomen en el examen físico.

En esta parte intentará detectar si hay algún órgano inflamado, o si hay algún bulto que sobresalga. Otra prueba es realizar un examen de heces, sobre todo si esta se presenta con sangrado.

Adicionalmente, el recuento sanguíneo completo medirá la cantidad de los diferentes tipos de células que se encuentran en el cuerpo. También se evaluará cómo se encuentra la función hepática, y de marcadores tumorales.

La colonoscopia de diagnóstico se realiza en aquellas personas que presentan síntomas, para determinar si tiene la enfermedad o no.

Pruebas para detectar el cáncer

Las anteriores son pruebas de diagnóstico cuando existe la sospecha de cáncer, pero para detectarlo incluso antes de que aparezca, se deben realizar otras pruebas que tienen cierto parecido con las anteriores.

La colonoscopia, por ejemplo, se realiza para explorar el estado del colon y del recto. Con este método se pueden recoger muestras para realizar una biopsia, e incluso es posible extirpar los pólipos, que podrían desarrollar cáncer más adelante.

Por otro lado, es posible realizar una colonografía o colonoscopía virtual. Se trata de una tomografía computarizada del colon y del recto. Este examen es menos invasivo que la colonoscopía y determina muy bien el estado de la zona analizada.

Cáncer
Los chequeos médicos constantes son una forma de prevenir el desarrollo de la enfermedad. Fuente: Shutterstock

El chequeo médico es vital

Estos no son los únicos exámenes que ayudan a detectar el cáncer. Algunos pueden ser efectivos mientras que otros no tanto. Por eso es importante la revisión periódica, sobre todo si en la familia hay algún miembro que ha padecido esta enfermedad.

Hay que tener en cuenta los factores de riesgo que podrían elevar las posibilidades de padecer este u otro tipo de cáncer. En primer lugar están la obesidad y la mala alimentación.

La inactividad física también es un factor de riesgo importante, por eso es necesario realizar ejercicio y hacer deportes. Moverse es importante para el tracto digestivo.

El consumo de tabaco y alcohol también juegan un papel importante, y por eso hay que evitarlos en lo sumo posible.

Es verdad que no existe una fórmula exacta que ayude a prevenir el cáncer colorrectal, pero si te alimentas bien, sigues una dieta nutritiva y balanceada, realizas alguna actividad física y evitas lo excesos, además del chequeo constante con tu médico, es posible evitarlo o al menos, detectarlo a tiempo.

También te puede interesar:

Cáncer de mama: el trastorno que puede afectar a las mujeres operadas de un tumor en el pecho (y qué se puede hacer para reducir sus riesgos)

Cómo identificar el dolor de espalda causado por el cáncer

Los cambios en las heces que pueden advertir de un cáncer colorrectal

Mayo Clinic desarrolla “Cologuard”, un simple test del ADN de las heces para detectar temprano el cáncer de colon