Cancelan vuelo en aeropuerto de Miami por un bebé que no llevaba mascarilla

Aunque la aerolínea negó que esto fuera lo que provocó la cancelación del vuelo, un video y testimonios de otros pasajeros indican todo lo contrario

Cancelan vuelo en aeropuerto de Miami por un bebé que no llevaba mascarilla
Los padres trataron de hacerle entender a la tripulación que su hijo no tenía 2 años.
Foto: Shutterstock

El pasado domingo 28 de febrero, la aerolínea Frontier Airlines indicó que se vio obligada a cancelar el vuelo con el número 2878, que viajaría de Miami a LaGuardia a las 19 horas (tiempo local) debido a que un numero grupo de pasajeros se habrían negado a usar mascarilla durante el vuelo.

Sin embargo, una familia que se vio involucrada en este hecho de forma directa, aseguró que dicha información es una gran mentira, ya que ellos y los demás pasajeros habrían sido obligados a bajarse del avión, de forma arbitraria, simplemente porque su bebé de 18 meses no llevaba mascarilla.

En un comunicado, Frontier Airlines indicó lo siguiente: “A varias personas, incluidos varios adultos, se les pidió repetidamente que usaran sus mascarillas y se negaron a hacerlo. Debido a la continua negativa a cumplir con el mandato federal, y a desembarcar la aeronave, las autoridades decidieron cancelar el vuelo”.

Esto ha sido desmentido tanto por los padres del bebé como por otros pasajeros, los cuales señalaron que todo lo ocurrido se generó por el tema del niño e incluso, hay quienes apuntan que detrás de este hecho está implícito un verdadero acto de discriminación.

En entrevista para New York Post, Hershey Greenbaum, uno de los pasajeros afectados, afirmó que la situación de la cancelación del vuelo se derivó únicamente por el tema del bebé.

Esto ha sido reafirmado por un video que alguien más grabó sobre el incidente, en donde se puede ver al padre del menor explicándoles a los miembros de la tripulación que su hijo es menor de 2 años y por ende, puede viajar sin mascarilla.

Greenbaum indicó que algunos pasajeros salieron en defensa de la familia y que a pesar de que los padres dijeron que intentarían colocarle la mascarilla al bebé, eso no impidió que el personal del avión tomara otras medidas.

Por si fuera poco, cerca de 15 policías subieron al avión para ponerle fin a este incidente, lo cual ha sido calificado de excesivo.