7 “superalimentos” que te ayudan a bajar de peso y fortalecen tu sistema inmune

Siete alimentos para bajar de peso y prevenir enfermedades; los han etiquetado como “superalimentos”, son ricos en nutrientes y compuestos beneficiosos para la salud

7 “superalimentos” que te ayudan a bajar de peso y fortalecen tu sistema inmune
Las bayas son ricas en antocianinas, las cuales tienen efectos antioxidantes y antiinflamatorios.
Foto: Irita Antonevica / Pexels

En general se definen como “superalimentos” aquellos alimentos que suelen ser ricos en nutrientes deseables y que pueden contribuir positivamente a la salud. “Superalimento” es un término de marketing y no médico. Sin embargo, muchos de estos alimentos a los que se ha etiquetado así, son saludables y recomendados por nutricionistas y dietistas.

Los “superalimentos” generalmente son alimentos con fibra, grasas buenas, proteínas, vitaminas, minerales y antioxidantes, dentro de una dieta balanceada pueden favorecer el sistema inmunológico y ayudar a bajar de peso.

7 “superalimentos” para beneficiar tu sistema inmune y bajar de peso

1. Bayas

Foto: Katie175/Pixabay

Los arándanos, fresas, moras y bayas de acai son ricas en vitamina C. Estas bayas destacan por su contenido de flavonoides llamados antocianinas. Las antocianinas tienen poderosos efectos antioxidantes antiinflamatorios que incluso pueden tener efectos beneficiosos para el cerebro y corazón.

Además, las bayas también te aportan fibra. La fibra contribuye a regular el uso de azúcares por parte del cuerpo, lo que ayuda a controlar el hambre y el azúcar en sangre.

2. Pescado graso

Foto: PxHere

Los pescados grasos (salmón, sardinas, la trucha, el atún y la caballa), principalmente el salmón, se destacan como una fuente rica en ácidos grasos omega-3.  Estas grasas son antiinflamatorias, favorecen la contracción y relajación de las paredes arteriales; ayudan a prevenir enfermedades cardíacas y accidentes cerebrovasculares de acuerdo a la Escuela de Salud Pública de Harvard.

La Asociación Estadounidense del Corazón recomienda comer 2 porciones de pescado (especialmente pescado graso) por semana.

3. Frijoles

Foto: Caio en Pexels

Los frijoles son muy nutritivos, con un bajo contenido de calorías, son bajos en grasas, sodio y tienen bajo índice glucémico, según la FAO. Además de brindarte proteínas, los frijoles son una excelente fuente de ácido fólico, potasio, magnesio, hierro y fibra. La combinación de proteína, carbohidratos complejos y fibra es importante cuando se busca controlar y perder peso.

4. Brócoli

Foto: Pxhere

Las verduras crucíferas incluyen brócoli, coliflor, repollo y coles de Bruselas. Son bajas en calorías pero altas en fibra y nutrientes. Son ricas en vitaminas (como la vitamina C), minerales y antioxidantes que estimulan la salud inmunológica y son antiinflamatorios. Además, también aportan proteínas.

5. Nueces y semillas

Foto:  Jess Vide/Pexels

Una onza de nueces puede ser de gran ayuda para obtener grasas saludables para el corazón, que es también son clave para ayudar a controlar el hambre, según la Asociación Americana de Diabetes (ADA). Las nueces, almendras y cacahuates también son ricas en minerales, antioxidantes y te proporcionan fibra.

Semillas de chía

Las semillas de chía, la “fuerza” de los mayas y aztecas son la fuente vegetal más rica en ácidos grasos omega-3, también te proporcionan proteína completa y fibra.

6. Avena

Foto: Alexander Mils/Pexels

La avena es un tipo de grano de cereales con un alto contenido de fibra, lo que te ayuda a mantenerte lleno. Además, la avena puede ayudar a reducir los niveles de colesterol. También aporta proteína, fósforo, tiamina (vitamina B1), magnesio, zinc y antioxidantes. La avena ofrece numerosos beneficios para la salud.

Opta por la avena menos procesada, la avena cortada en acero. Si quieres añadirle dulzura, agrega fruta fresca (arándanos, frambuesas, plátanos) o frutos secos (pasas, arándanos).

7. Yogur griego

Foto: Any Lane/Pexels

El yogur es una de las mejores formas de obtener calcio y vitamina D para tus huesos y sistema inmune. Es bajo en grasa y contiene aproximadamente el doble de proteína que el yogur normal.

El yogur tiene el plus de ser un probiótico, favorece a la microbiota, la cual estimula el sistema inmunológico.

Los ejemplos de nutrientes que se han identificado como críticos para el crecimiento y la función de las células inmunitarias incluyen vitamina C, vitamina D, zinc, selenio, hierro y proteínas, según la Fuente de la Nutrición de Harvard. Es necesario que la dieta sea variada ya que es poco probable que los alimentos individuales ofrezcan una protección especial.

Te puede interesar: