7 consejos para poder adaptarte al horario de verano

Aunque llevamos ya unos días con el nuevo horario, hay quienes no han podido adaptarse por completo a este, lo que repercute a nivel físico y emocional

7 consejos para poder adaptarte al horario de verano
Sentirse cansado y por ende irritable suele ocurrir cada cambio de horario.
Foto: Shutterstock

Aunque llevamos ya un par de días con el llamado horario de verano, lo cierto es que ha muchos les ha costado adaptarse a este, cosa que no ocurre cuando hacemos la transición al horario de invierno.

El principal problema es que se tiene la percepción de que durante el horario de verano siempre perdemos una hora de sueño. Además, conforme pasan los días, es común que aparezcan algunos trastornos derivados del desajuste entre el reloj biológico y la hora real.

Según los expertos, esta sensación es similar a la que se vive cuando viajamos a un país con un diferente huso horario, fenómeno mejor conocido como jet-lag, aunque con la diferencia de que al tratarse la diferencia de tan solo una hora, los trastornos son de menor intensidad.


Desórdenes por el cambio de horario

Cansancio

Somnolencia

Desorientación o aturdimiento

Falta de concentración

Falta de Energía

Dificultad para dormir

Estas situaciones en personas mayores o que padecen algún trastorno neurológico como cefaleas, epilepsia o trastornos de sueño pueden verse más perjudicadas.


Consejos para adaptarte más rápido al horario de verano

1) Fraccionar la hora de diferencia en la que se ven afectados nuestros horarios de alimentación y sueño, adelantando las rutinas unos 15 minutos, de forma progresiva.

2) Evita las siestas por la tarde y si son inevitables, que no sean de más de 20 minutos.

3) Lleva un horario regular, tanto para tu alimentación como para tu sueño, al menos en los primeros días del cambio.

4) Evitar tomar cafeína 4 horas antes de acostarte. Lo misma recomendación se hace para el consumo de alcohol.

5) Establece una rutina de sueño constante, es decir, irte a la cama y despertarte a la misma hora, todos los días, incluidos los fines de semana.

6) Duerme al menos 7 horas por la noches.

7) Trata de exponerte a la luz solar, ya que esta es responsable de los ritmos circadianos y también, pueden aliviar la sensación de cansancio que se puede tener durante el día. De igual modo, se suprime la producción de melatonina, una hormona que se libera por la noche y que nos ayuda a estar preparados para acostarnos.

Te puede interesar:

Cambio de horario: Consejos para evitar conducir con sueño

5 formas en las que la vida mejoraría si todo el año se mantuviera el mismo horario