Estadistas tildan proyecto para “Asamblea Constitucional de Estatus” en Puerto Rico como dilatoria en audiencia ante comité de la Cámara en EE.UU.

El gobernador de Puerto Rico, territorio estadounidense desde hace más de un siglo, y líderes de otros partidos participaron hoy de una audiencia ante el Comité de Recursos Naturales de la Cámara de Representantes que busca resolver el estatus de la isla

Estadistas tildan proyecto para “Asamblea Constitucional de Estatus” en Puerto Rico como dilatoria en audiencia ante comité de la Cámara en EE.UU.
El gobernador de Pedro Pierluisi participó este miércoles de la audiencia en un comité de la Cámara federal que examina dos propuestas de ley para resolver el problema del estatus en la isla.
Foto: Angel Valentin / Getty Images

NUEVA YORK – Los promotores de la propuesta de ley ante el Congreso federal para que el Gobierno de Estados Unidos admita a Puerto Rico como estado le restaron méritos al proyecto de autodeterminación para crear una “Asamblea Constitucional de Estatus” bajo el argumento de que la medida solo busca dilatar los procedimientos para sacar a la isla de su estatus colonial como territorio de EE.UU., mientras no garantiza la igualdad de derechos a los puertorriqueños.

Los argumentos anteriores ante el Comité de Recursos Naturales de la Cámara de Representantes este miércoles, la primera de dos audiencias para discutir el problema del estatus en Puerto Rico, fueron de los que más se repitieron en favor del proyecto “Puerto Rico Statehood Admission Act” (Acta de Admisión de Puerto Rico como Estado), presentado por el representante de Florida, Darren Soto, y la comisionada residente en Washington, Jennifer González. La legislación busca que las autoridades estadounidenses admitan a Puerto Rico como estado, tal y como lo hizo en los casos de Alaska y Hawái.

“Si apoyas la autodeterminación tienes que apoyar lo que la mayoría decidió”, planteó el gobernador Pedro Pierluisi en la audiencia encabezada por Raúl Grijalva, presidente del comité, en referencia a los resultados del plebiscito del 3 de noviembre en el que un 52% del electorado en la isla voto “Sí” a la estadidad.

A juicio del gobernador, “Puerto Rico Self-Determination Act of 2021” (Ley de Autodeterminación de Puerto Rico de 2021), presentada por la congresista demócrata Nydia Velázquez rechaza la voluntad expresada por la mayoría del electorado puertorriqueño en dicha consulta.

Para el también presidente del oficialista Partido Nuevo Progresista (PNP), en contraste- la propuesta de Soto y González, le hace justicia a los ciudadanos de Puerto Rico que por más de un siglo carecen de iguales derechos que los habitantes en EE.UU.

“Esto no es sobre autodeterminación, es si -como miembros del Congreso- ustedes están dispuestos a apoyar la igualdad de derechos”, insistió Pierluisi uno de los ocho deponentes en la audiencia hoy.

Plebiscito no impone la estadidad a los boricuas, opina profesora de derecho

Christina D. Ponsa-Kraus, profesora de derecho de Columbia Law School, argumentó por su parte que la consulta popular del año pasado, que se suma a otras seis previas que EE.UU. no ha considerado vinculantes, no impone ni fuerza la estadidad como opción; “ofrece la estadidad a los puertorriqueños” que deberán votar en otro referéndum federal para ver si aceptan o no la oferta.

Según la abogada, Puerto Rico no necesita una invitación del Congreso a través de una Asamblea Constitucional de Estatus para discutir estas opciones, ya que lleva siete décadas en ese debate.

Ponsa-Kraus además planteó que las únicas opciones viables no territoriales bajo la Constitución de Estados Unidos son la estadidad, la independencia y la libre asociación.

Propuesta pro-estadidad es “simplista”

Por el bando contrario o los que respaldan la pieza legislativa de autodeterminación para Puerto Rico que dispone para la creación de Asamblea Constitucional de Estatus compuesta por delegados electos por los puertorriqueños, Velázquez tildó de simplista la legislación de los pro- estadidad.

La congresista planteó que la conversación no debe ser simplemente sobre el proceso, sino sobre uno que considere de manera inclusiva la voluntad de pueblo. “Contrario a la otra legislación, la de autodeterminación no impone una opción a la gente de PR. Permite una discusión completa de las implicaciones de las opciones de estatus y el proceso de transición”, argumentó Velázquez.

El exgobernador de Puerto Rico y miembro del Partido Popular Demócratico (PPD), Aníbal Acevedo Vilá, destacó que la propuesta de Velázquez que además patrocina la representante Alexandria Ocasio-Cortez y el senador Robert Menéndez, no surgió por presiones de ningún líder en la isla. Argumentó que nadie estará excluido ni forzado a favorecer alguna de las opciones de estatus que considera la Asamblea.

El exmandatario además destacó el papel de la Comisión de Negociación Bilateral, que estará compuesta por varios miembros del Congreso para brindar asesoramiento y consultoría a los delegados de la Asamblea Constitucional de Estatus en términos de temas claves como parte de un proceso de transición de estatus en la isla.

La comisión sería el ente  encargado de contestar y clarificar cuestionamientos legales referentes a las distintas opciones entre las que podrán elegir los boricuas.

Sobre el plebiscito impulsado por los novoprogresistas, el también excomisionado residente en Washington planteó que la consulta no fue avalada por el Departamento de Justicia federal, por lo que no es vinculante ni obliga al Congreso a darle seguimiento.

Acevedo Vilá destaca carta del Departamento de Justicia contra el plebiscito pasado

Acevedo Vilá se refirió a la carta que envió la agencia federal a la Comisión Estatal de Elecciones (CEE) en la isla, en julio pasado, en la que se le niegan los fondos federales para realizar el plebiscito bajo el argumento de que las autoridades boricuas no cumplieron con los trámites a tiempo y porque el lenguaje es engañoso a favor de la estadidad. “Los votantes pueden interpretar razonablemente que las declaraciones de la ley significan que un voto mayoritario por el ‘Sí’ resultará necesariamente en estadidad automática o inmediata, lo cual es incorrecto”, alerta el documento.

Adicional, la misiva plantea que la consulta da por sentado sin prueba que lo sustente que los puertorriqueños rechazan el actual Estado Libre Asociado (ELA) bajo el que la isla es considerada un territorio no incorporado con su propia Legislatura pero sometida a las leyes estadounidenses.

Sobre Alaska y Hawái, la carta indica que sus votos a favor de la estadidad antes de entrar a la Unión ocurrieron al final del proceso de admisión y eran votaciones que estaban incluidas en las leyes federales que trabajaron su admisión a la Unión.

Ley de autodeterminación es vinculante, opina Manuel Natal de Movimiento Victoria Ciudadana

En esa línea, Manuel Natal, del Movimiento Victoria Ciudadana, consideró que el proceso vinculante que está dispuesto en la ley para la creación de la Asamblea garantizará que todas las opciones puedan competir en igualdad de condiciones.

Por su parte, María de Lourdes Santiago, senadora del Partido Independentista Puertorriqueño (PIP), favoreció el proyecto 2070 porque contiene elementos claves que lo convierten en “potencialmente efectivo” para la descolonización de la isla.

Para De Lourdes Santiago, quien catalogó a Puerto Rico como víctima y a EE.UU. como victimario,  la ya mencionada comisión bicameral es una herramienta importante para contestar preguntas sobre qué realmente está dispuesto el Congreso de Estados Unidos a ofrecer a Puerto Rico.

Te puede interesar: