Cuáles son los mejores suplementos alimentarios para prevenir el Alzheimer

El cerebro necesita nutrientes continuamente para evitar el deterioro, funcionar correctamente, mantener su estructura y sobre todo para prevenir enfermedades como la demencia y el Alzheimer. Descubre cuáles son los suplementos naturales más recomendados por especialistas

Cuáles son los mejores suplementos alimentarios para prevenir el Alzheimer
La calidad de la nutrición y la ingesta de suplementos naturales, se asocia con propiedades antiinflamatorias y antioxidantes que ayudan a combatir los efectos del envejecimiento.
Foto: Shutterstock

Estamos muy acostumbrados a proteger la salud cardiovascular, digestiva e inmunológica, sin embargo pocas veces pensamos en el cerebro. De hecho es un tema que nos empieza a preocupar en la edad adulta, cuando la memoria empieza a fallar. Una de las enfermedades más comunes es relacionadas es el Alzheimer un padecimiento progresivo, en la que los síntomas de demencia empeoran gradualmente con el paso de los años. En sus primeras etapas, la pérdida de memoria es leve, pero en el período final las personas pierden la capacidad de mantener una conversación y responder al entorno.

La buena noticia es que actualmente se promueve un número creciente de remedios a base de hierbas, suplementos dietéticos y “alimentos medicinales” como potenciadores de la memoria o tratamientos para retrasar o prevenir la enfermedad de Alzheimer y otras demencias. Los cuales han llegado para comprobarnos que el estilo de vida y los hábitos cotidianos influyen considerablemente en la prevención y buen manejo de la demencia. 

1. Ácido caprílico y aceite de coco

El ácido caprílico es un triglicérido (grasa) de cadena media producido al procesar aceite de coco o aceite de semilla de palma. El cuerpo descompone el ácido caprílico en sustancias llamadas “cuerpos cetónicos” y se comercializa como un alimento médico llamado Axona. La teoría detrás de este suplemento es que los cuerpos cetónicos derivados del ácido caprílico, pueden proporcionar una fuente de energía alternativa para las células cerebrales que han perdido su capacidad para usar glucosa como resultado de la enfermedad de Alzheimer. La glucosa es la principal fuente de energía del cerebro. Los estudios de imágenes comprueban un uso reducido de glucosa en las regiones del cerebro afectadas por la enfermedad de Alzheimer, adicionalmente se cuenta con referencias científicas que avalan los beneficios del consumo de Axona en las pruebas de memoria y función cerebral general.

Aceite de coco. /Foto: Shutterstock

2. Ginkgo biloba

Es uno de los extractos vegetales más populares y se destaca por su contenido en varios compuestos que pueden tener efectos positivos en las células del cerebro y del cuerpo. Diversos estudios científicos han comprobado que el ginkgo biloba tiene propiedades antioxidantes y antiinflamatorias, para proteger las membranas celulares y regular la función de los neurotransmisores. El ginkgo se ha utilizado durante siglos en la medicina tradicional china y actualmente se utiliza en Europa para aliviar los síntomas cognitivos asociados con una serie de afecciones neurológicas.

Ginko biloba. /Foto: Shutterstock

3. Suplementos nutricionales con Vitaminas

Respecto a las vitaminas liposolubles A, D y E, se sabe que las personas con deterioro cognitivo y enfermedad de Alzheimer presentan menores niveles de estas vitaminas, además se sabe que están relacionadas con la función cognitiva. Por lo tanto la ingesta adicional de estos suplementos podría ser beneficiosa en aquellos pacientes que tengan déficit vitamínico de las mismas. En concreto, hay un estudio de calidad moderada que apunta que la vitamina E podría hacer más lento el desarrollo del deterioro cognitivo en la enfermedad de Alzheimer, todo esto sin que aumenten los efectos adversos o la mortalidad. En cuanto a los folatos y vitaminas B6 y B12, se sabe que su déficit está relacionado con una peor función cognitiva y posible demencia en ancianos.

Suplementos de vitaminas./Foto: Shutterstock

4. Ácidos grasos omega-3

En los últimos meses todas las tendencias de nutrición hablan sobre los beneficios del consumo de suplementos de Omega-3 para promover el buen funcionamiento del organismo. Lo cierto es que la investigación ha relacionado ciertos tipos de omega-3 con un riesgo reducido de enfermedad cardíaca,  accidente cerebrovascular, demencia y Alzheimer.  La Administración de Drogas y Alimentos de los Estados Unidos permite que los suplementos y alimentos muestren etiquetas con “una declaración de propiedades saludables calificada” para dos tipos de omega-3; el ácido docosahexaenoico (DHA) y el ácido eicosapentaenoico (EPA). La ciencia también ha relacionado la alta ingesta de omega-3 con una posible reducción del riesgo de demencia o deterioro cognitivo. El principal omega-3 en el cerebro es el DHA, que se encuentra en las membranas grasas que rodean las células nerviosas, especialmente en las uniones microscópicas donde las células se conectan entre sí. Las teorías sobre por qué los omega-3 pueden influir en el riesgo de demencia incluyen su beneficio para el corazón y los vasos sanguíneos; efectos antiinflamatorios; y apoyo y protección de las membranas de las células nerviosas. 

omega 3
Suplementos de omega 3./Foto: Shutterstock

Te puede interesar: