Rafael Amaya podría enfrentar una demanda de paternidad por una hija no reconocida

El actor mexicano supuestamente no ha querido reconocer a esta joven, de 26 años, como su hija quien podría exigirle la prueba de ADN para demostrar el parentesco entre ellos y reclamar sus derechos

Rafael Amaya podría enfrentar una demanda de paternidad por una hija no reconocida
Rafael Amaya.
Foto: Getty Images

Durante los últimos meses el actor Rafael Amaya ha dado de qué hablar debido a sus adicciones y a presuntamente abandonar su rehabilitación sin concluir; ahora ha surgido una nueva controversia luego de que se divulgara la noticia de que el actor tendría una hija no reconocida.

Yomairy Amaya, de 26 años, dice ser la hija de Rafael y según explicó el abogado José Luis Guerrero para el programa de entretenimiento ‘Ventaneando’, ella podría exigirle la prueba de ADN para demostrar el parentesco entre ellos y reclamar sus derechos.

Puede demandar, puede acudir a la vía judicial y promover el juicio de reconocimiento de paternidad, señalando dar el domicilio en el cual puede ser emplazado, es requerido para que pueda contestar y el juez va a ordenar, entre otras medidas, la determinación de pruebas de ADN y van a dar luz al juicio”, dijo el defensor en exclusiva para el programa mexicano.

Asimismo, explicó que, si Amaya se niega en someterse a la prueba de ADN sin ninguna justificación, se tendrá que hacer una orden de alguna medida. Si esto no se hace, la determinación será en contra de él sin haberse llevado a cabo alguna prueba genética: “Si él se resiste sin ninguna justificación, se le ordenara posiblemente alguna medida que lo force a presentarse”, dijo.

La supuesta hija del actor es fruto de un romance de juventud con Elizabeth Gálvez quien también ya habló con el programa de TV Azteca y dice que, aunque su hija no conoce a su padre en persona, no le guarda ningún resentimiento y por el contrario siempre ha querido estar a su lado; más aún cuando él atravesó su crisis por adicciones, dando a entender que sus únicas intenciones son que reconozca su paternidad.

Al respecto, Rafael Amaya no ha querido dar declaraciones y en repetidas ocasiones ha ignorado las preguntas de la prensa. La más reciente ocurrió durante una función de box a la que asistió con su familia, donde prefirió no comentar nada.