Una ciudad de Japón decidió gastar parte del dinero de estímulo por COVID-19 en una estatua gigante de calamar

La ciudad de Noto en Japón gastó el dinero de estímulo por coronavirus en una estatua de un calamar gigante como una estrategia para atraer más turismo para la ciudad costera

Una ciudad de Japón decidió gastar parte del dinero de estímulo por COVID-19 en una estatua gigante de calamar
Las autoridades de la ciudad de Noto gastaron más de $274,000 dólares en una estatua de un calamar gigante.
Foto: IBRAHIM CHALHOUB / AFP / Getty Images

Funcionarios locales de la ciudad de Noto están en apuros después de utilizar el dinero de estímulo por COVID-19 del gobierno de Japón al adquirir una estatua de un calamar gigante para atraer más turistas.

Desde entonces, los funcionarios públicos han tenido que responder a las críticas de por qué gastaron 20 millones de yenes, unos $274,000 dólares, de los 7.3 millones de dólares en ayuda de estímulo por COVID-19 que concedió el gobierno central para construir la estatua gigante del calamar en lugar de ocupar el dinero en cosas más esenciales para enfrentar la pandemia.

Las autoridades locales dijeron que el cefalópodo monumental de casi 30 pies de largo y 13 de alto, forma parte de una estrategia a largo plazo para impulsar el turismo en la zona.

Según el periódico Chunichi Shimbun, un grupo de ciudadanos ha presentado una petición que ha reunido casi 2,000 firmas contra el proyecto, alegando que hay mejores usos para los fondos, “como el apoyo al personal médico”.

Relacionado: La carta que reveló un acuerdo secreto de $1 millón de dólares para conseguir equipo médico en medio de la pandemia

La noticia de la colosal estatua se ha hecho viral desde entonces y las reacciones en Internet se desbordaron. Algunos usuarios de Twitter han criticado la estrategia y han cuestionado que si viajan cerca de la provincia de Ishikawa deberían detenerse para ir a visitar la estatua del calamar gigante, que representa el principal manjar que se sirve en la ciudad costera de Noto.

Por lo pronto este año Tokio acogerá los Juegos Olímpicos este verano tras su aplazamiento el año pasado. Sin embargo, no se permitirá a los turistas extranjeros asistir a los juegos, así que habrá que esperar para visitar Noto y su nueva estatua colosal.

Te podrá interesar: