Republicanos de la Cámara de Representantes eligen a neoyorquina Elise Stefanik como sustituta de Liz Cheney para presidir la Conferencia

"Estamos unidos para salvar a nuestro país de la agenda radical socialista demócrata", afirmó la aliada de Donald Trump

Republicanos de la Cámara de Representantes eligen a neoyorquina Elise Stefanik como sustituta de Liz Cheney para presidir la Conferencia
Congresistas McCarthy y Stefanik al anunciar su triunfo.
Foto: EPA/MICHAEL REYNOLDS / EFE

Los Republicanos de la Cámara de Representantes votaron hoy para elevar a la congresista Elise Stefanik (NY) a la posición de liderazgo número 3 y presidir la Conferencia, después de destituir de ese cargo a la representante Liz Cheney por oponerse abiertamente a Donald Trump.

Stefanik, de 36 años, es una nativa de Albany que representa al Distrito 21 de Nueva York en el Congreso Nacional desde 2015. En febrero, calificó a Andrew Cuomo (D) como “el peor gobernador de Estados Unidos”.

Cheney, representante de Wyoming e hija del ex vice presidente Dick Cheney, fue removida esta semana del cargo porque repetidamente dijo que era una “gran mentira” del ex mandatario Donald Trump afirmar que las elecciones de 2020 habían sido “robadas”.

Stefanik, una destacada defensora del polémico ex presidente, se enfrentó al representante Chip Roy, pero su candidatura fue vista como una posibilidad remota, y la congresista de Nueva York contó con el respaldo del líder Republicano de la Cámara de Representantes, Kevin McCarthy y el propio Trump, destacó CNN. El resultado final fue de 134 votos para Stefanik y 46 para Roy, según múltiples fuentes en la sala.

La joven congresista dijo en un comunicado después de la votación que se siente “honrada y humilde” de ser elegida para el cargo de liderazgo. “Los republicanos de la Cámara de Representantes estamos unidos en nuestro enfoque de luchar en nombre del pueblo estadounidense para salvar a nuestro país de la agenda radical socialista demócrata”, afirmó.

“El ascenso de Stefanik dentro de las filas del liderazgo republicano de la Cámara de Representantes y la destitución de Cheney subraya claramente la lealtad arraigada del Partido Republicano al ex presidente y la medida limitada en la que están dispuestos a tolerar la disidencia incluso después de que las mentiras electorales de Trump incitaron a un ataque mortal contra el Capitolio” el pasado 6 de enero para desconocer el triunfo de Joe Biden.

En esa toma murieron cinco personas y se reportaron al menos 140 heridos. Pero luego los mismos Republicanos libraron a Trump de cualquier responsabilidad en los disturbios, al absolverlo en un juicio en el Senado en febrero, cuando ya había dejado la Casa Blanca.

En medio de las falsas afirmaciones de Trump sobre el fraude electoral, Stefanik respaldó una objeción durante el recuento de votos del Colegio Electoral para frenar la victoria del presidente Biden. También firmó en apoyo un escrito que respaldaba una demanda de Texas a la Corte Suprema que buscaba anular los resultados de los comicios en varios estados.

Trump apoyó a Stefanik en su carrera por el puesto de liderazgo y opinó anoche sobre la entrada tardía de Roy criticándolo. “No puedo imaginar que los diputados republicanos de la Cámara de Representantes vayan con Chip Roy; él no ha hecho un gran trabajo (…) yo apoyo a Elise, de lejos, por encima de Chip”, dijo.