Israel y Hamas acuerdan cese al fuego tras 11 días de ataques y 242 muertos

La portavoz de la Casa Blanca, Jen Psaki, indicó que había reportes de una decisión de líderes de ambos mandos, lo cual fue confirmado por medios en la región del conflicto

El conflicto suma 11 días.
El conflicto suma 11 días.
Foto: ANAS BABA / AFP / Getty Images

Los liderazgos de Israel y Hamas acordaron un cese al fuego tras 11 días de ataques que han dejado al menos 230 muertos en la Franja Gaza y 12 en Israel, reportaron medios israelíes.

La agencia Associated Press cita, entre otros, a la emisora pública Kan, que señala que las batallas se detendrían de inmediato, pero otros canales de televisión indican que eso ocurrirá a las 2:00 horas del viernes.

Según los reportes, el gobierno del primer ministro Benjamin Netanyahu desató una nueva ola de ataques aéreos en la Franja de Gaza el jueves, en medio de las supuestas negociaciones para detener los ataques.

Los líderes de Hamas tampoco cesaban sus ataques y se dispararon más cohetes contra Israel, se agregó.

Netanyahu habría convocado a una reunión de emergencia de su gabinete de seguridad, para atender el conflicto con Palestina.

En la conferencia de prensa de este jueves, la portavoz de la Casa Blanca, Jen Psaki, que el gobierno del presidente Joe Biden había visto informes de que los líderes israelíes y palestinos podrían estar acercándose a un alto el fuego.

“Creemos que los israelíes han logrado importantes objetivos militares que se propusieron lograr en relación con la protección de su pueblo y la respuesta a los miles de ataques con cohetes de Hamas”, dijo Psaki. “Es por eso que creemos que están en condiciones de comenzar a liquidar su operación”.

La Administración Biden rechazó en cuatro ocasiones los esfuerzos de las Naciones Unidas para condenar la violencia en la región de Medio Oriente –un plan impulsado principalmente por Egipto–, al tiempo de que Psaki defendió la “diplomacia silenciosa” con líderes de ambos bandos.

Este jueves Psaki dijo que el presidente Biden tuvo una llamada con el presidente egipcio Abdel Fattah Al Sisi, quien ha sido un mediador clave en el conflicto.