Cómo los OVNIS se convirtieron en un asunto de seguridad nacional para Estados Unidos

Un informe oficial del Gobierno federal está a punto de ser revelado, pero hace unos meses el Departamento de Defensa creó la Fuerza Tarea de Fenómenos Aéreos No Identificados o UAP (UAPTF)

El Departamento de Defensa ha reconocido la existencia de objetos voladores no identificados | Crédito: Cortesía
El Departamento de Defensa ha reconocido la existencia de objetos voladores no identificados | Crédito: Cortesía
Foto: Departamento de Defensa / Cortesía

El verano pasado, el Departamento de Defensa emitió un comunicado de prensa que establece una Fuerza de Tarea de Fenómenos Aéreos No Identificados o UAP (UAPTF), aprobada el 4 de agosto del 2020 por el subsecretario de Defensa, David Norquist.

“El Departamento de Defensa estableció la UAPTF para mejorar su comprensión y obtener información sobre la naturaleza y los orígenes de las UAP”, informó el Gobierno. “La misión del grupo de trabajo es detectar, analizar y catalogar los UAP que podrían representar una amenaza para la seguridad nacional de los EE.UU.”

En abril de este año, el Pentágono confirmó que el video de un objeto volador no identificado, grabado por un piloto de la Marina, era real.

En recientes entrevistas con varios medios, incluidos The New York Times, The Sun y The New York Post, Luis Elizondo, quien encabezó el Programa Avanzado de Identificación de Amenazas Aeroespaciales (AATIP), un proyecto secreto del Pentágono, reveló que había identificado naves “extrañas” volando espacio de la Tierra, pero que las autoridades no pueden determinar qué son.

Elizondo fue identificado por el exlíder de la mayoría del Senado de los Estados Unidos, Harry Reid, como quien estuvo al frente del AATIP a pesar de la negación del Pentágono.

Aunque el experto dijo que no era alguien que investigaba OVNIS, sino que su trabajo estaba enfocado a detectar aeronaves no identificadas, sus hallazgos no tienen todavía explicaciones lógicas, aunque la mayoría de la mayoría de los reportes del Ejército siguen siendo “clasificados”.

La nueva oficina de la Defensa establece que las ahora UAP (Fenómenos Aéreos No Identificados) era una forma de vigilar la incursión del cielo estadounidense.

“El Departamento de Defensa y los departamentos militares se toman muy en serio cualquier incursión de aeronaves no autorizadas en nuestros campos de entrenamiento o espacio aéreo designado y examinan cada reporte”, reconoció el Gobierno. “Esto incluye exámenes de incursiones que inicialmente se informan como UAP cuando el observador no puede identificar inmediatamente lo que está viendo”.

El tema no es un asunto reciente en la política estadounidense, reporta the Washington Post, ya que en 2007, el entonces líder de la mayoría del Senado, Reid, llamó a sus colegas Ted Stevens y Daniel Inouye, para discutir información “altamente clasificada”, sobre la creación de un posible radar para que el Pentágono investigara los objetos no identificados. Eso no tuvo éxito.

Sin embargo, el año pasado, el Comité de Inteligencia del Senado, encabezado por el senador Mark Warner (Virginia), incluyó una disposición en el presupuesto para pedir al director de Inteligencia Nacional que ayudara a producir un informe sin clasificar sobre todo lo que las agencias gubernamentales saben sobre las UAP.

El Post indica que el próximo mes se dará a conocer el informe y, según un funcionario no ubicado, el reporte “será grande”

Por ahora, exdirectores de la CIA, como John Brennan y James Woosley, ya no se han mostrado tan escépticos ante la idea de la existencia de vida en otros planetas y la presencia de naves no identificadas la Tierra.