El Rolls Royce más caro del mundo tiene un valor de $25 millones de dólares

Boat Tail es el nombre del auto más caro del mundo fabricado por Rolls-Royce, un auto personalizado que cumple los caprichos más extravagantes de su dueño

Con Rolls-Royce Coachbuild la empresa construye autos a la medida, en esta ocasión el dueño desea un auto con motivos naúticos.
Con Rolls-Royce Coachbuild la empresa construye autos a la medida, en esta ocasión el dueño desea un auto con motivos naúticos.
Foto: Jeff Spicer / Getty Images

Si eres lo suficientemente rico y a los ejecutivos de Rolls-Royce les agrada tu idea, el fabricante de autos de lujo creará el auto de tus sueños por la “pequeña” cantidad de $25 millones de dólares.

Rolls-Royce dio a conocer un nuevo programa llamado Rolls-Royce Coachbuild. Este departamento trabajará con selectos clientes de manera individual para ayudar a diseñar y construir automóviles específicamente para ellos.

“Los clientes de Rolls-Royce Coachbuild están íntima y personalmente involucrados en cada paso del proceso creativo y de ingeniería”, comentó el CEO de la empresa británica, Torsten Müller-Ötvös.

Se sabe que la compañía desarrollará uno de estos autos cada dos años y si bien se no dijo cuánto costarán los autos, trascendió que su valor será de $25 millones de dólares aproximadamente.

En el nuevo departamento de Coachbuild, Rolls-Royce está desarrollando el Boat Tail, del que solo se fabricarán tres unidades. Los autos fueron encargados por tres compradores diferentes que se mantienen bajo el anonimato, pero tienen por común denominador el gusto por la navegación y los yates y desean un auto con un toque náutico.

Müller-Ötvös explicó que el costo de estos autos es muy alto por el tiempo que exige su desarrollo y debido a eso la empresa está siendo selectiva sobre los proyectos que emprende, para completar solo un proyecto de Coachbuild cada dos años más o menos, dijo.

El Boat Tail es un auto al estilo de los autos clásicos de los años 20 y 30, con extremos traseros afilados a un punto como la cola de popa de un barco.

Cuenta con un techo extraíble que se almacena por separado del automóvil. Y en la parte trasera porta una canasta de picnic muy exclusiva.

Dos tapas se abren a los lados, en el interior hay cubiertos costosos en relieve, cristalería fina, servilletas y platos, además de un enfriador de champán que se adapta a la botella preferida del dueño.

Las mesas de cóctel también se despliegan y hay dos taburetes con diseño italiano. Para dar sombra guarda una sombrilla en el centro entre las puertas batientes.

Müller-Ötvös fue claro en que estos proyectos serán rentables y, a diferencia de los autos conceptuales, no se harán solo para exhibición.

Con información de CNN

También te puede interesar:

Cines recaudaron $100 millones de dólares durante fin de semana del Día de los Caídos

Tener un perro o gato cuesta alrededor de $1,100 y $3,200 en su primer año en Estados Unidos 

Documento de Nestlé revela que la mayor parte de sus productos no son “saludables”