Congreso presiona a atletas de la NBA para dejar de apoyar productos hechos bajo abuso laboral en China

Presidentes de la Comisión Ejecutiva del Congreso sobre China piden a las estrellas del baloncesto dejar a un lado la promoción de productos hechos con esquemas de explotación

Dwyane Wade tiene contrato con la marca  Li Ning.
Dwyane Wade tiene contrato con la marca Li Ning.
Foto: Feng Li / Getty Images

La Comisión Ejecutiva del Congreso sobre China, un grupo bipartidista, pidió a las estrellas de la NBA que dejen de respaldar a las empresas chinas de ropa deportiva que utilizan algodón cultivado en la región de Xinjiang, advirtiendo contra la complicidad en el trabajo forzoso.

Los presidentes de la Comisión Ejecutiva señalan al menos tres marcas de ropa deportiva: ANTA, Li-Ning y Peak, todas con sede en China.

Los congresistas argumentan que las empresas habían proclamado el uso continuo del algodón de Xinjiang, reportó Reuters.

La exestrella del baloncesto Dwyane Wade tiene un contrato con Li-Ning; el escolta de los Golden State Warriors, Klay Thompson, tiene un contrato con ANTA.

“Creemos que las relaciones comerciales con empresas que obtienen algodón en Xinjiang crean riesgos para la reputación de los jugadores de la NBA y de la propia NBA”, consideraron los representantes.

Agregan que hay reportes de explotación en la región para utilizar el algodón chino.

“Los jugadores de la NBA ni siquiera deberían respaldar implícitamente abusos contra los derechos humanos tan horribles”, dicen los representantes, en medio de la preocupación de EE.UU. por el avance económico del país asiático.

El documento es respaldado por el senador demócrata Jeff Merkley (Oregon) y el representante demócrata Jim McGovern (Massachusetts), quienes presiden la Comisión.

El documento cita informes desde 2018 que habían revelado que las autoridades de Xinjiang habían obligado sistemáticamente a las minorías musulmanas a realizar trabajos forzados.

“Instamos a la NBPA a trabajar con sus miembros para crear conciencia sobre el genocidio en curso que está teniendo lugar en Xinjiang y el papel del trabajo forzoso en la producción de productos fabricados por marcas que los miembros de la NBPA han respaldado”, dice el documento.