Cuarto cheque de estímulo y las razones por las que asocian a vicepresidenta Kamala Harris con nueva legislación

La vicepresidente de EE.UU. presentó hace un año, cuando era senadora, una medida para otorgar pagos mensuales de $2,000 a estadounidenses

Kamala Harris (izquierda) presentó junto a Bernie Sanders (derecha) y Ed Markley, en mayo del año pasado, una legislación en el Senado para otorgar cheques mensuales de $2,000 a estadounidenses.
Kamala Harris (izquierda) presentó junto a Bernie Sanders (derecha) y Ed Markley, en mayo del año pasado, una legislación en el Senado para otorgar cheques mensuales de $2,000 a estadounidenses.
Foto: AFP / Getty Images

En el debate público sobre un cuarto cheque de estímulo o cheques recurrentes, el nombre de la vicepresidenta de Estados Unidos, Kamala Harris, se repite.

La mención no es casualidad.

En mayo del 2020, cuando aún no era candidata a la segunda posición más importante del país, Harris presentó legislación a los fines de garantizar el envío de cheques mensuales a familias estadounidenses para atajar el impacto económica de la pandemia.

La entonces senadora, junto al también demócrata Ed Markley y al independiente Bernie Sanders presentaron el “Monthly Economic Crisis Support Act”.

Cheques mensuales de hasta $2,000 al mes más igual cantidad por dependientes

La legislación disponía para que estadounidenses que generen $120,000 anuales o menos fueran elegibles para el incentivo mensual con pagos reduciéndose progresivamente. Las parejas podrían recibir hasta $4,000 al mes, mientras que las familias con hijos recibirán hasta $2,000 adicionales al mes por menor. Sin embargo, el máximo de dependientes aplicables sería de tres.

Bajo la medida, que se quedó ante la consideración del Comité de Finanzas del Senado, los residentes de EE.UU., independientemente de si presentaron impuestos o no o de si tenían número de Seguro Social, serían elegibles a los pagos.

Las autoridades usarían información del Programa de Asistencia Suplementaria Nutricional (SNAP), de Ingreso de Seguridad Suplementario, Medicare y otros para asegurarse que la mayor cantidad de personas recibieran el pago.

Como en las tres rondas aprobadas, para calcular el monto a pagar por cheque, el Gobierno se basaría principalmente en la declaración de impuestos más reciente disponible. Si la persona no radicó esa información, el Servicio de Rentas Internas (IRS) usará cualquier información que haya sido suministrada a agencias federales o estatales como los de los programas mencionados anteriormente.

Así que si alguien está familiarizada con el tema de pagos recurrentes es la hoy vicepresidenta.

Harris no ha dicho más sobre cheques mensuales de estímulo tras llegar a la vicepresidencia

Sin embargo, lo anterior no significa que Harris esté impulsando nueva legislación a esos fines o que esté retomando la ya presentada en el Senado.

Luego de ese esfuerzo hace un año, no se ha escuchado a Harris expresarse públicamente sobre la posibilidad de nuevos pagos de estímulo.

Sin embargo, los informes de prensa que hacen referencia al tema indican que ya son al menos 83 los congresistas -la mayoría demócratas -que avalan nuevos pagos mensuales a estadounidenses, más la vicepresidenta de EE.UU.

Cuarto cheque de estímulo no es prioridad para Biden y Harris

Lo cierto es que tanto Harris como el presidente Joe Biden se centran en impulsar los dos planes contenidos en la plataforma “Build Back Better”: el “Plan para trabajos estadounidenses” (American Jobs Plan) y el “Plan para familias estadounidenses” (American Family Plan).

Ninguno de los anteriores incluye disposiciones para un cuarto cheque, al menos hasta el momento.

Adicional a esto, la reapertura en varios estados gracias a los esfuerzos de vacunación a nivel nacional a su vez reactiva la actividad económica y la búsqueda de empleo, lo que reduce las posibilidades de nuevos pagos de estímulo.

A esto hay que sumarle que aún hay ayudas bajo el “Plan de rescate estadounidense” de la Administración Biden aprobados en marzo pasado en proceso de ser distribuidas como la extensión en el “Crédito tributario por hijos” a partir del 15 de julio próximo, por lo que un cuarto cheque no resulta tan apremiante como hace algunos meses.