El gobierno de Trump confiscó datos de congresistas e investigó al abogado de la Casa Blanca

El Congreso anunció una investigación de fondo a los responsables del Departamento de Justicia del gobierno de Trump, tras revelaciones de irregularidades contra representantes

El gobierno de Trump confiscó datos de congresistas e investigó al abogado de la Casa Blanca
El gobierno de Trump habría cometido irregularidades a través del DOJ.
Foto: Alex Wong / Getty Images

Los líderes demócratas del Congreso de Estados Unidos prometieron este domingo investigar la incautación de metadatos de congresistas progresistas por parte del Departamento de Justicia durante el Gobierno del presidente Donald Trump (2017-2021).

Tanto la presidenta de la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi, como el líder de la mayoría demócrata en el Senado, Chuck Schumer, anunciaron que intentarán conseguir respuestas de los que fueron responsables del Departamento de Justicia bajo el mandato de Trump, Jeff Sessions y William Barr.

“Bajo el mandato del presidente Trump, el Departamento de Justicia se saltó las normas en muchos aspectos”, dijo Pelosi durante una entrevista con la cadena CNN.

Pelosi se refería a la revelación en varios medios de comunicación de que el Departamento de Justicia bajo Trump presuntamente requirió e incautó a la compañía Apple metadatos de representantes progresistas en el Congreso, con el fin de investigar las filtraciones a la prensa sobre Rusia.

La investigación del Congreso se desarrollará en paralelo a otra pesquisa interna que ha iniciado el inspector general del Departamento de Justicia de EEUU, Michael Horowitz, para determinar si esa agencia -que debe actuar con independencia de la Casa Blanca- se dejó llevar por consideraciones partidistas.

La incautación de metadatos afectó al presidente del comité de Inteligencia de la Cámara baja, el demócrata Adam Schiff, al congresista del mismo partido Eric Swalwell y a familiares de los legisladores, incluido un menor de edad.

Además, según informó este domingo el diario “The New York Times”, el Departamento de Justicia exigió en febrero de 2018 a Apple que le entregara datos de las cuentas del que entonces era abogado de la Casa Blanca, Don McGahn, y de su esposa.

Fue en la misma fecha, en febrero de 2018, cuando el Departamento de Justicia, en ese entonces bajo las órdenes de Jeff Sessions, requirió a Apple los metadatos de los congresistas demócratas a través de una orden secreta, que se renovó en tres ocasiones hasta expirar este 2021.

El objetivo del Gobierno de Trump era investigar de dónde salían las abundantes filtraciones a los medios de comunicación sobre los contactos del entorno del entonces presidente con el Kremlin.

Según “The New York Times“, el mecanismo usado por el Gobierno de Trump para investigar las filtraciones no tiene precedentes conocidos que hayan afectado a congresistas.

En el marco de esa misma investigación, el departamento dirigido por Sessions también requirió información de periodistas para intentar averiguar sus fuentes, según fueron recientemente informados la cadena CNN y los periódicos “The New York Times” y “The Washington Post“.

El comité de Inteligencia de la Cámara baja, encabezado por Schiff, fue uno de los que dirigió las investigaciones sobre los supuestos nexos de Trump con el Kremlin y después sobre sus contactos con Ucrania, que derivaron en el primer juicio político (“impeachment”) en su contra.

Exabogado de la Casa Blanca McGahn entre los investigados

El Departamento de Justicia exigió en febrero de 2018 a Apple que les entregara datos de las cuentas del que entonces era abogado de la Casa Blanca, Don McGahn, y de su esposa.

No está claro para qué buscaba el Departamento de Justicia los datos de McGahn, que no supo nada del tema hasta que Apple le informó al respecto el mes pasado, porque el Gobierno había impedido a la compañía que revelara esas órdenes al abogado de la Casa Blanca, agrega el diario, que cita a dos personas informadas al respecto.

Esta información se da a conocer luego de que varios medios de comunicación informaran este jueves de que el Departamento de Justicia, bajo la Presidencia de Trump (2017-2021), presuntamente requirió e incautó a la compañía Apple metadatos de representantes progresistas en el Congreso, con el fin de investigar las filtraciones a la prensa sobre Rusia.

Ello llevó a que el día siguiente el inspector general, Michael Horowitz, anunciara que se ha iniciado una investigación sobre los motivos que llevaron al expresidente a ordenar esa incautación a los legisladores tanto de su entorno laboral como personal.

Apple indicó a McGahn que cumplió con lo requerido en la citación judicial, que recibió el 23 de febrero del 2018, y que fue emitid por un gran jurado del Distrito Este de Virginia, de acuerdo con el Times.

Apple declinó decirle qué información fue provista al Gobierno.

El diario recordó que órdenes de mordaza para citaciones deben ser renovadas hasta por un año a la vez, lo que sugiere que los fiscales acudieron varias veces a la corte para evitar que Apple notificara McGahn de lo ocurrido.

Apple y el Departamento de Justicia no emitieron comentarios al Times mientras que el exabogado de la Casa Blanca declinó el pedido del diario.

El Times destaca además que, aunque no está claro por qué los fiscales obtuvieron la citación, recordó que la fiscalía de Virginia fue el centro de parte de la investigación sobre los supuestos lazos entre Rusia y la campaña de Trump para las elecciones de 2016 liderada por Robert Mueller.

Señala que una razón para la citación podría que como McGahn era el abogado principal para la campaña, es posible que en algún momento anterior hubiese estado entre los que estuvieron en contacto con alguien de los que el equipo de Mueller investigaba a principios del 2018.

Destaca que otro argumento podría ser que alrededor de esa fecha, Trump estaba molesto con McGahn sobre un tema relacionado con la investigación rusa lo que incluía una filtración.

Al dar a conocer la investigación que ha iniciado el Departamento de Justicia, Horowitz explicó que estas pesquisas “examinarán el cumplimiento del departamento con las políticas y procedimientos aplicables del Departamento de Justicia, y si dichos usos, o las investigaciones, se basaron en consideraciones inapropiadas”.