La Patrulla Fronteriza rescató a un “coyote” de morir ahogado mientras traficaba personas

El presunto criminal llevaba inmigrantes en una balsa cuando fueron sorprendidos por las autoridades en el Río Bravo. Todos huyeron y él cayó al agua

La Patrulla Fronteriza rescató a un “coyote” de morir ahogado mientras traficaba personas
El rescate de la Guardia Costera se dio en las aguas del Río Grande, cerca de Mission, Texas.
Foto: CBP

Personal de la Guardia Costera de Estados Unidos rescató a un individuo sospechoso de traficar indocumentados que se estaba ahogando en las aguas del Río Grande, cerca de Mission, Texas, informó este jueves la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza (CBP).

El incidente ocurrió la tarde del miércoles cuando personal de la Guardia Costera que trabajaba en las riberas del río encontró una balsa con cuatro sujetos que trataban de pasar la frontera de México a Estados Unidos.

Al ver a los agentes los migrantes saltaron rápidamente de la balsa a las aguas del río para evitar ser detenidos.

El presunto contrabandista comenzó a sumergirse y pidió ayuda, detalla el comunicado.

Los miembros de la Guardia Costera lograron ayudar al sujeto, identificado como un ciudadano mexicano que fue entregado a agentes de la Patrulla Fronteriza.

Los tres pasajeros de la balsa fueron detenidos en una área cercana por agentes de la Patrulla Fronteriza.

Este miércoles en el sector del Valle del Río Grande (RGV) fueron interceptados cuatro intentos de contrabando humano que concluyeron con 54 migrantes detenidos, incluidos aquellos que viajaban en la balsa.

Un grupo de 42 migrantes fueron descubiertos en una residencia de Mission, Texas, utilizada como escondite de indocumentados.

En otro incidente se descubrió a dos hondureñas, que fueron arrestadas en un hotel de Mercedes, Texas. Mientras en un hotel de Edinburg, Texas, se hallaron seis migrantes hospedados en varias habitaciones, incluidos dos posibles cuidadores.

Los rescates y las detenciones de migrantes siguen abrumando a este sector de Texas. En mayo, las detenciones de migrantes en la frontera entre Estados Unidos y México alcanzaron otro máximo histórico con más de 180.034 indocumentados detenidos.

La cifra representa un aumento de cerca de 1 % respecto a los 178.622 de abril, que a su vez fueron un 3 % superiores a los 173.348 de marzo, dos meses que en su momento ya marcaron máximos históricos.

La mayoría de los arrestos de indocumentados, más de 121.000, correspondieron a adultos que migraban solos, una fuerte subida respecto los 111.000 del mes anterior; mientras que más de 44.000 llegaron en familias.