Critican recomendación de la OMS de que las mujeres no deberían beber nunca alcohol

Un borrador del Plan de Acción Global contra el Alcohol de la organización ha causado revuelo por señalar que las "mujeres en edad fértil" no deberían beber por los riesgos que esto conlleva al feto durante el embarazo

Critican recomendación de la OMS de que las mujeres no deberían beber nunca alcohol
Una organización británica considera que la OMS "cosifica" a las mujeres con su plan contra el consumo de alcohol.
Foto: Shutterstock

La Organización Mundial de la Salud (OMS) está en boca de todos luego de múltiples críticas en contra de esta institución tras una situación que salió a la luz el pasado martes 15 de junio, cuando fue publicado su Plan de Acción Mundial sobre el alcohol, en el cual se sugiere que las mujeres no deben consumir este tipo de bebidas.

En el documento se señala que debiera existir “una prevención del consumo de alcohol entre las mujeres embarazadas y en edad fértil”.

La OMS afirma en la publicación que la la exposición prenatal al alcohol es una de las “manifestaciones más dramáticas de los daños a las personas que no beben” y conduce al desarrollo de trastornos del espectro alcohólico fetal.

También, en otra parte del borrador, la OMS afirma que el consumo de alcohol contribuyó a 0.7 millones de muertes de mujeres en todo el mundo en 2016, más del triple de hombres, 2.3 millones, que murieron por el mismo factor el mismo año.

Las críticas provienen principalmente del Servicio Británico de Asesoramiento sobre el Embarazo (BPAS), asegurando que lo proclamado por la OMS significa “un riesgo para los derechos de las mujeres que tanto ha costado conseguir”.

“Es extremadamente preocupante ver cómo la Organización Mundial de la Salud pone en riesgo los derechos de las mujeres que tanto costó conseguir al intentar controlar sus cuerpos y sus elecciones de esta manera”, indicó Clare Murphy, directora ejecutiva de BPAS.

“Al tratar a todas las mujeres -durante 40 años de su vida- como poco más que recipientes, la OMS reduce a las mujeres a poco más que sus capacidades reproductivas”, agrega Murphy.

BPAS, que es una organización benéfica que en Reino Unido aboga por que existan para las mujeres servicios asequibles para prevenir embarazos no deseados, señala que no existe aún consenso alguno respecto a si el consumo de alcohol en nivel bajo o medio durante el embarazo puede ser perjudicial para el feto.

Sin embargo, el Servicio Nacional de Salud de dicho país (NHS, sus siglas en inglés), sí establece que su consumo durante el embarazo supone riesgo para el bebé, sobre todo cuando se consume en grandes cantidades y por ende, no existe un nivel “seguro” de consumo demostrado.

Pero BPAS, en voz de Murphy indican que el plan de la OMS, no es del todo adecuado.

“La narrativa de que hay que impedir que las mujeres supongan un riesgo para los fetos -incluso los que no existen- se utiliza en todo el mundo para vigilar y criminalizar a las mujeres que toman decisiones durante el embarazo. Una organización mundial como la OMS debería reconocer el poder que tienen estos peligrosos mensajes sobre el comportamiento de las mujeres, y debería estar más atenta al impacto de estas declaraciones. Les instamos a que revisen este documento con carácter de urgencia”, indicó.

Según la OMS, se llevarán a cabo varias rondas de consultas antes de finalizar el plan de acción. Este es un primer borrador de ese plan.

“El objetivo general de la labor de salud pública de la OMS en relación con el alcohol es proteger la salud y prevenir las afecciones derivadas de su uso nocivo. El actual borrador del plan de acción mundial de la OMS no recomienda la abstinencia de todas las mujeres que están en edad de quedarse embarazadas. Sin embargo, sí pretende concienciar sobre las graves consecuencias que puede tener el consumo de alcohol durante el embarazo, incluso cuando éste aún no se conoce.”, confirma la organización.

Te interesa:

Alcoholismo: un estudio asegura que dejar la adicción al alcohol es más fácil con la edad

Esto es lo que debes saber sobre el consumo de alcohol y la diabetes