Tiene 11 años y terminó la carrera de Física en tan solo 12 meses

El menor tiene un IQ superior a 145; se decantó por la Física, ya que desea encontrar la fórmula para la inmortalidad

El pequeño es de origen belga y pudo haber concluido sus estudios un año antes.
El pequeño es de origen belga y pudo haber concluido sus estudios un año antes.
Foto: Shutterstock

Hemos escuchado un sinfín de historias de niños que son considerados auténticos genios, debido a su alto Coeficiente Intelectual (IQ), lo cual les ha permitido hacer cosas extraordinarias, como la historia del pequeño que te contaremos a continuación.

Laurent Simons es un niño originario de Bélgica y que en los últimos días se convirtió en noticia luego de que consiguiera algo inaudito: a sus 11 años concluyó su licenciatura en Física, en la Universidad de Amberes, en tan solo 12 meses.

Quien dio a conocer esto fue la propia gente de la Universidad de Amberes. Un portavoz explicó que Simons comenzó a estudiar Física en marzo de 2020 y logró graduarse con un 85%, que es la distinción más alta.

Además, el vocero explicó también que el niño había realizado algunos cursos paralelos y al terminar el verano, comenzará a estudiar una Maestría en dicha institución.

Históricamente, Simons se ha convertido en el segundo graduado más joven en todo el mundo; el primer lugar lo tiene Michael Kearney, quien recibió su título en Antropología de la Universidad del Sur de Alabama en 1994 a los 10 años.

Laurent pudo haber impuesto un nuevo récord, ya que tuvo la oportunidad de graduarse antes, ya que dejó sus estudios en la Universidad de Eindhoven, en los Países Bajos, en 2019 cuando tenía 9 años, ya que algunas autoridades educativas de dicha institución se negaron a que se graduara antes de su décimo cumpleaños.

Busca la inmortalidad

En entrevista para el periódico Gazet van Antwerpen, Laurent indicó que no le interesa mucho ser el graduado más joven, ya que lo que más le gusta es obtener reconocimientos.

Además, dejó muy en claro el por qué optó por estudiar Física.

“La inmortalidad, ese es mi objetivo. Quiero poder reemplazar tantas partes del cuerpo como sea posible con partes mecánicas”, explicó el niño, asegurando que ya ha trazado todo un plan siguiendo principios de Física Cuántica.

“Dos cosas son importantes en un estudio de este tipo: adquirir conocimientos y aplicarlos. Para lograr el segundo, quiero trabajar con los mejores profesores del mundo, mirar dentro de sus cerebros y descubrir cómo piensan”, agregó.

El historial académico de este pequeño es el siguiente: comenzó la secundaria en 2016 en Ámsterdam, Países Bajos, y la culminó en tiempo récord (tan solo 18 meses), gracias a su IQ de al menos 145, muy superior al rango de entre 90 y 110.

Te interesa:

Niña colombiana de 10 años obtiene beca para estudiar la universidad en Estados Unidos

Niña prodigio: Tiene 12 años e ingresará a la universidad; sueña con trabajar en la NASA