FOTO: Padre de familia de 34 años lucha por sobrevivir al COVID; no creía en las vacunas

Matthew Keenan se encuentra internado en un hospital peleando por su vida luego de enfermar de COVID-19. Su historia fue compartida por una de las doctoras que lo atienden

Matthew Keenan es un padre de familia de 34 años que, conectado a un respirador artificial, lucha por sobrevivir al COVID. No creía en las vacunas, pero mientras pelea por su vida autorizó a una de sus doctoras a publicar su foto en el hospital para convencer a las personas de que se vacunen contra el SARS-CoV-2.

Keenan es un joven hombre inglés que también era entrenador de futbol y que ha confesado que no creía en la efectividad de las vacunas… hasta que se contagió de COVID-19. “Matthew aceptó que comparta su historia. Tiene 34 años, es entrenador de fútbol y papá. Se confesó escéptico de las vacunas hasta que se infectó de COVID; si pudiera retroceder el tiempo, lo haría”, escribió la doctora Leanne Cheyne, una de sus médicos tratantes, en su cuenta de Twitter.

El hombre está hospitalizado en la ciudad de Bradford, en Reino Unido, donde se encuentra conectado a un ventilador artificial que le ayuda a respirar. “Nuestros pacientes más graves no están vacunados y tienen menos de 40 años. Matthew está peleando por su vida… salva la tuya”, se lee en el tuit de la consultora respiratoria en el Bradford Royal Infirmary.

En Reino Unido, prácticamente un 70% de sus habitantes (unos 46 millones de personas) han recibido al menos una dosis de alguna de las vacunas contra COVID-19 disponibles, y más del 50% han completado ya el esquema de inmunización. Sin embargo, la fuerte presencia de la variante Delta ha retrasado los planes gubernamentales de retirar las medidas restrictivas y lograr una total apertura del país. A ello se suma la resistencia de millones de personas a aplicarse alguna de la vacunas.

Las autoridades sanitarias británicas continúan haciendo un llamado a su ciudadanía para vacunarse tan pronto como sea posible, a fin de evitar el contagio de COVID y, en algunos casos, la infección grave o la muerte. Al igual que en otros países del mundo, en Reino Unido se ha observado una mayor incidencia de la enfermedad en poblaciones más jóvenes, menores de 40 años, en comparación con los primeros meses de la pandemia cuando los adultos mayores eran los más afectados.

Se necesitan muchas agallas para admitir cuando estás equivocado y es encomiable que Matthew quiera advertir a otros que no cometan el mismo error. Yo le deseo una pronta recuperación”, respondió un usuario al mensaje de la doctora Cheyne. “No me gusta que debamos mostrar una foto de alguien que lucha por su vida para convencer a la gente de que se vacune. Escuche a la ciencia. Vacúnese hoy. Hágalo mientras pueda”, escribió otro.