Las personas completamente vacunadas contra el COVID-19 pueden o no contagiar el virus: esto dicen los inmunólogos

Hasta la fecha, prácticamente el 41% de la población de Estados Unidos ha completado el esquema de vacunación contra el SARS-CoV-2 y, aunque algunas restricciones se han eliminado, todavía no hay certeza de que las vacunas puedan detener la transmisión

La vacunación contra COVID-19 sigue su curso.
La vacunación contra COVID-19 sigue su curso.
Foto: AFP / Getty Images

Ante el avance de la vacunación en Estados Unidos, donde según datos de los CDC prácticamente el 41% de la población ha completado la inmunización, algunas restricciones han sido eliminadas. Sin embargo, la ciencia no ha dilucidado por completo si las personas completamente vacunadas contra el COVID-19 pueden o no contagiar el virus. Esto es parte de lo que dicen los inmunólogos.

¿Una persona vacunada puede contagiar el virus?

Debido a que el SARS-CoV-2 puede generar infecciones asintomáticas o presintomáticas capaces de propagar el patógeno a oras personas, es difícil para los inmunólogos saber si las vacunas actualmente autorizadas pueden impedir que una persona portadora del virus lo transmita.

Una investigación publicada en The Lancet encontró que la vacuna contra el COVID-19 de Pfizer-BioNTech redujo 30 veces las infecciones detectables entre 4.7 millones de israelíes mayores de 16 años vacunados por completo.

Los desarrolladores de vacunas esperan que los fármacos logren una “inmunidad esterilizante”, es decir, impedir que el virus entre al cuerpo. Si lo logran, una persona completamente vacunada no contraerá la enfermedad ni la contagiará, pero todavía no es posible saberlo con certeza.

Otra investigación de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) de Estados Unidos que examinó a personal médico durante tres meses para detectar infecciones por COVID-19, reveló que los participantes con un esquema de vacunación completo tenían 25 veces menos probabilidades de dar positivo en una prueba para detectar la enfermedad. Esto, a su vez, implicaría que las personas completamente vacunadas no sólo estarían protegidas, sino que también las probabilidades de que propaguen el virus son muy pocas.

Otros expertos creen que las vacunas, al disminuir la carga viral en personas que enferman de COVID-19 a pesar de estar inmunizada, las hacen menos infecciosas. Sin embargo, no existe todavía evidencia científica contundente de que las vacunas contra el COVID detengan la transmisión. De hecho, algunos equipos deportivos como los Yanquis de Nueva York han experimentado brotes de la enfermedad a pesar de estar completamente vacunados.

El doctor Sanjay Mishra, del Centro Médico de la Universidad de Vanderbilt, explicó en un artículo publicado en Salón.com que, “hasta que se logre una inmunidad casi colectiva contra COVID-19 y se acumule evidencia clara de que las personas vacunadas no transmiten el virus, muchos epidemiólogos y yo creemos que es mejor evitar situaciones en las que exista la posibilidad de infectarse”.

El científico termina su artículo con una recomendación: “La vacunación junto con el enmascaramiento continuo y el distanciamiento social sigue siendo una forma eficaz de mantenerse más seguro”.