Casi un millón de inmigrantes habrían sido arrestados en la frontera desde enero; más que toda la población de Boston

Las proyecciones indican que para final de año se habría alcanzado la inaudita cantidad de dos millones de detenciones

Los arrestos en la frontera alcanzaron una cifra récord en junio.
Los arrestos en la frontera alcanzaron una cifra récord en junio.
Foto: John Moore / Getty Images

La ola migratoria alcanzó una cifra sin precedentes, de acuerdo a las últimas cifras de la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza (CBP, por sus siglas en inglés): 711,784 fueron arrestados por las autoridades entre enero y mayo. La proyección es que para julio se alcance el hito de un millón de detenidos.

Los datos publicados en junio por el CBP indican que en mayo hubo 180,034 arrestos de indocumentados. Más que cualquier otro mes en los últimos 20 años.

La agencia aún no publica los datos de junio, pero los reportes indican que el ritmo no disminuirá, pese a la brutal ola de calor que azota la frontera sur.

Según Washington Examiner la cifra de junio podría rondar los 188,000 arrestos, lo que llevaría a la administración Biden al millón en seis meses.

Daily Mail ponderó que la cantidad de personas que cruzaron ilegalmente la frontera desde principios de 2021 supera la población de varias ciudades grandes de EE. UU., como Boston y Nashville.

Ola de calor mortal deja decenas de inmigrantes muertos

El pasado mes de junio se recuperaron los restos de 43 inmigrantes indocumentados en la frontera de Arizona con México, tres veces más que los 14 encontrados en junio de 2020.

De acuerdo al más reciente reporte del grupo Fronteras Compasivas basado en cifras de la Oficina del Médico Forense del condado de Pima, el pasado mes de junio ha sido el mes de junio más “letal” para los inmigrantes en más de una década, después de superar las 37 muertes reportadas en 2008.

Las 43 muertes reportadas el pasado mes de junio también representan un considerable incremento si se comparan con los 20 fallecimientos registrados el pasado mes de mayo.

El incremento en el flujo migratorio a lo largo de la frontera entre los Estados Unidos y México, agregado a las peligrosas rutas que están utilizando los migrantes para cruzar la frontera de manera irregular, como es el desierto de Arizona, se está convirtiendo en una mortal combinación.

“Cada semana estamos recibiendo más de una docena de llamadas de migrantes extraviados en el desierto que solicitan ayuda al número de emergencia 911 para ser rescatados”, dijo a Efe Chris Clem, jefe de la Patrulla Fronteriza del Sector de Yuma.

La agencia federal llevó a cabo un evento la semana pasada para alertar a los migrantes sobre el peligro de internarse en el desierto de Arizona.

En las últimas semanas la región ha experimentado una intensa ola de calor, registrándose temperaturas por arriba de los 110 grados Fahrenheit (43 grados Celsius) lo que pone todavía más en peligro la vida de los migrantes que no cuentan con el suficiente agua para sobrevivir a la travesía.

El número de rescates de inmigrantes indocumentados se han incrementado en un 170% en el sector de Yuma durante el presente año fiscal, que empezó en octubre de 2020.

El año pasado fue uno de los años más letales en el número de muertes de migrantes, registrándose un total de 227 muertes, la cifra más alta desde el 2010.

Pero esta marca se podría superar este año, pues, de acuerdo a Fronteras Compasivas, quienes llevan una de las bases de datos más completas de registro de muertes de migrantes, desde el pasado mes de enero y hasta junio se han registrado un total de 127 fallecimientos.

De esta forma, se superaron las 96 muertes registradas durante ese mismo periodo el año pasado.

Sigue leyendo: El gobernador Greg Abbott endurece postura contra inmigrantes en Texas como estrategia electoral