‘Hackers’ roban identidades de pareja latina que murió en derrumbe en Florida, solicitan tarjetas de crédito y vacían sus cuentas bancarias

Antonio Lozano, 83, y su esposa Gladys, 79, llevaban 58 años de casados cuando murieron en el desplome del edificio en Surfside, Florida; sus cuerpos fueron encontrados en la misma cama; ahora, ladrones cibernéticos sacaron ventaja de una tragedia

Gladys y Antonio Lozano vivían en el noveno piso de las Champlain Towers.
Gladys y Antonio Lozano vivían en el noveno piso de las Champlain Towers.
Foto: Facebook / Cortesía

La tragedia que viven decenas de familias no importa a los delincuentes, como a un grupo de ‘hackers’ que robó la identidad de una pareja de ancianos que murió en el derrumbe de las Champlain Towers, en Florida, para solicitar tarjetas de crédito y retirar dinero ¡el día de su funeral!

Antonio Lozano, 83, y su esposa Gladys, 79, llevaban 58 años de casados cuando murieron en el desplome del edificio en Surfside, cuyo número de muertos oficiales alcanza casi los 100.

Ahora la pareja, que fue encontrada en la misma cama, es noticia nuevamente, luego de que su hijo Sergio revelara que piratas informáticos utilizaron los nombres de sus padres para completar un formulario de cambio de dirección en un banco, luego abrieron tarjetas de crédito y cuentas bancarias fraudulentas.

Los ‘hackers’ usaron la aplicación de pago digital Zelle para retirar dinero de las cuentas el 7 de julio, el mismo día de los funerales de la pareja, según un reporte del Daily Mail.

Días antes, Sergio contó sobre sus padres y lo “romántico” que le parecía que al menos estuvieran juntos hasta su muerte.

“Me dijeron que estaban juntos en la cama. Ese es el final de la historia romántica”, dijo su hijo Sergio a CBS Miami.

Los rescatistas encontraron los cuerpos en la cama que compartían en el noveno piso de la torre sur que se derrumbó.

Este mes, la pareja habría celebrado su 59 aniversario de bodas.

Sergio contó que la historia de sus padres comenzó cuando tenían 12 años, vivían en Cuba. Continuó después de que Lozano se mudó a los Estados Unidos y se casaron en Miami Beach a principios de la década de 1960.

“Mi papá le decía a mi mamá: ‘Si mueres, ni siquiera sé cómo freír un huevo, voy a morir’. Mi mamá decía (que) si mi papá muriera, ‘no sé cómo pagar las cuentas’. Siempre le decía a mi mamá: ‘No te preocupes, lo haré por ti’”, contó el hijo a la televisora.