Remedios caseros para el reflujo: los mejores 5 aliados naturales

Se estima que uno de cuatro estadounidenses padecen reflujo o acidez estomacal. Si bien el estilo de vida, los hábitos y la alimentación juega un papel fundamental, existen remedios naturales que brillan por sus propiedades antioxidantes, antiinflamatorias y calmantes que serán un gran complemento

El consumo de alimentos medicinales como el jengibre, canela, limón y menta, son remedios naturales de gran ayuda para combatir los síntomas del reflujo y la acidez.
El consumo de alimentos medicinales como el jengibre, canela, limón y menta, son remedios naturales de gran ayuda para combatir los síntomas del reflujo y la acidez.
Foto: Shutterstock

No existe nada más molesto que padecer reflujo, se trata de una afección gástrica que también es popularmente conocida como acidez estomacal. De hecho se estima que uno de cada cuatro estadounidenses padecen, además se cuenta con datos en los que ha comprobado que es una condición la cual representa alrededor de 8.9 millones de visitas médicas anuales. Es una de las enfermedades digestivas más comunes en la sociedad, se produce cuando el ácido del estómago fluye con frecuencia hacia el tubo que conecta la boca y el estómago (esófago). Como la mayoría de los padecimientos de origen digestivo, se relaciona directamente con el estilo de vida y la calidad de la alimentación, son aspectos fundamentales en un buen tratamiento. Además, apostar por el consumo de ciertos remedio naturales puede ser un maravilloso aliado para controlar e inclusive erradicar los síntomas.

Ahora bien, la principal complicación es que el reflujo ácido puede irritar el revestimiento del esófago. Si bien puede ser una condición que ocurre periódicamente, sobre todo derivada de malos hábitos alimenticios como el consumo de comidas fritas, grasosas, picantes, fumar y tomar alcohol en exceso. En medicina se diagnostica la enfermedad cuando se presenta acidez suave al menos dos veces por semana, o bien cuando se padece un reflujo ácido de moderado a grave que ocurre al menos una vez por semana. Se presenta con síntomas que deterioran significativamente la calidad de vida de las personas: una fuerte sensación de ardor, sabor amargo en la boca, tos crónica, dolor de garganta, fatiga, mala digestión y otros problemas digestivos.

Es bien sabido que existen ciertos alimentos que es muy importante evitar, ya que son considerados como activos desencadenantes. Tal es el caso de las comidas muy condimentadas, picantes y grasosas como la pizza, salsas de tomate, el alcohol, las bebidas gaseosas, el café y las comidas rápidas. Complementario a ello apostar por la ingesta de alimentos con propiedades antioxidantes, antiinflamatorias y analgésicas, es un gran complemento natural.

1. Jengibre

El jengibre es simplemente uno de los alimentos más poderosos y medicinales de la naturaleza, además es uno de los más antiguos remedios curativos. Cada día existen más referencias que avalan sus propiedades para combatir diversos males, lo cual se relaciona con su compuesto activo el gingerol que le confiere propiedades antioxidantes y antiinflamatorias. Además, el jengibre es uno de los más populares aliados naturales para mejorar la digestión, es ideal para disminuir náuseas, vómito, hinchazón y distensión abdominal. de manera específica se ha demostrado que las propiedades digestivas y antiinflamatorias del jengibre son útiles para hacerle frente a los incómodos síntomas del reflujo gastroesofágico. Su ingesta controla la inflamación, calma la sensación de ardor y ayuda a neutralizar la producción excesiva de materiales ácidos. Los expertos y la investigación cientifica sugieren una dosis diaria de 1,500 miligramos.

Jengibre. /Foto: Shutterstock

2. Menta

Es bien sabido que la menta es simplemente una de las hierbas medicinales más benéficas para el sistema digestivo, además es increíblemente aromática. No solo es un gran aliado para mejorar el aliento, el mentol uno de sus más representativos aceites esenciales se asocia con grandes propiedades calmantes y relajantes. Es un gran aliado para contrarrestar los síntomas de ardor típicos del reflujo, además previene vómitos y náuseas, reduce los espasmos musculares en intestinos y en general alivia los dolores. Gracias a sus propiedades antiinflamatorias, es un tratamiento perfecto para acidez, indigestión, gases y diarreas. Por lo tanto una sencilla taza de té de menta podría ser la solución a ese reflujo que no cede.

Té de menta
Té de menta./Foto: Pixabay

3. Jugo de limón, bicarbonato de sodio y agua

Algunos estudios sugieren que mezclar el jugo de limón con agua y una pizca de bicarbonato de sodio puede ayudar a aliviar varios problemas digestivos. Y uno de los principales es el reflujo y el exceso de acidez. resulta que es una poderosa mezcla que produce ácido carbónico, que ayuda a reducir el gas y la indigestión. Además es un gran remedio matutino que regula la producción de jugos gástricos, también mejora la secreción hepática y la movilidad intestinal. Otro aspecto muy importante se encuentra en las propiedades medicinales del jugo de limón, que aportan poderosos antioxidantes y efectos antiinflamatorios, también actúa como un agente antibacteriano. En conjunto con sus nutrientes esenciales ayuda a digerir y absorber las grasas y el alcohol al neutralizar los ácidos biliares y reducir la acidez del estómago. Lo mejor de todo es que es de lo más sencilla de preparar: mezcla en 8 onzas de agua una cucharada de jugo de limón y una cucharadita de bicarbonato de sodio.

Agua con bicarbonato y limón./Foto: Unsplash

4. Canela

La canela es una de las especias más consumidas y consentidas en el mundo, lo mejor de todo es que no solo es deliciosa y aromática, es altamente curativa. La principal razón es su contenido en compuestos orgánicos de gran poder antioxidante, los cuales se relacionan con grandes ventajas para reducir los gases y la distensión abdominal. De tal modo que su peculiar contenido en sustancias como eugenol, cinamaldehído, linalol y alcanfor, reduce el riesgo de irritación y daño en el tracto digestivo. Lo cual es clave para neutralizar los ácidos del estómago y así logra reducir la acidez y la indigestión. Es muy sencillo integrarla en la dieta diaria, una buena recomendación es beber una infusión antes de cada comida.

Infusión de canela. /Foto: Pexels

5. Jugo de aloe vera

El jugo de aloe vera es un magnífico protector estomacal, contiene cerca de 75 compuestos activos de gran poder medicinal que benefician la salud digestiva. Se asocia con beneficios para reducir el exceso de ácidos estomacales, mejorar la movilidad intestinal saludable y la eliminación de toxinas, mejorar la digestión de las proteínas y el balance de la bacteria digestiva. Sin embargo lo más importante es que tiene la capacidad de reducir la inflamación. En un estudio, los investigadores encontraron que las personas que bebieron 10 mililitros (ml) de jugo de aloe al día, durante 4 semanas, sintieron alivio en la mayoría de los síntomas de la enfermedad de reflujo gastrointestinal: acidez, flatulencias y eructos, náuseas y vómitos regurgitación de ácido.

aloe vera
Jugo de aloe vera. /Foto: Shutterstock

Te puede interesar: