Viaje a la muerte: turista de Arizona arrollado por motociclista en pleno centro de Nueva York

Christopher Bailey, un turista de Arizona de 43 años, encontró la muerte al ser atropellado por un motociclista cuando cruzaba la calle en el céntrico vecindario Hell's Kitchen, en medio del caos vial en las calles y aceras de NYC

Auge de motos en NYC desde la pandemia.
Auge de motos en NYC desde la pandemia.
Foto: Andrés Correa Guatarasma / Cortesía

Christopher Bailey, un turista de Arizona, encontró la muerte al ser atropellado por un motociclista cuando cruzaba la calle de madrugada en el céntrico vecindario Hell’s Kitchen de Manhattan (NYC).

Bailey, de 43 años, estaba cruzando la 12th Avenue en West 48th Street alrededor de las 5:40 a.m. del martes cuando fue golpeado por un hombre que conducía su motocicleta Honda 2014 hacia el sur, dijeron ayer las autoridades, informó New York Post.

Los agentes que respondieron encontraron al turista tirado en la calle quejándose de dolor en la cabeza. Fue trasladado de urgencia a Mount Sinai Morningside, donde sucumbió a sus heridas. El motociclista de 32 años fue llevado al Hospital Bellevue en condición estable y no se realizaron arrestos de inmediato, dijo la policía.

En otro ejemplo del caos vial que se vive en NYC, el jueves una mujer de 62 años que empujaba el coche de su sobrina bebé fue atropellada fatalmente por un camión de plataforma mientras cruzaba una calle en Brooklyn (NYC).

Un récord de 124 personas fallecieron en el tráfico de NYC del 1 de enero al 30 de junio de 2021: 64 peatones, 52 ocupantes de autos y 8 ciclistas. Ha sido el semestre más mortal en el asfalto y aceras desde que el alcalde Bill de Blasio asumió el cargo en 2014, según un nuevo informe, a pesar de su promesa de reducir las fatalidades por accidentes de tránsito con su programa “Visión Cero” (Vision Zero) para hacer una urbe “más segura para los caminantes”.

Con menos automóviles en el asfalto durante la pandemia, las calles de NYC se volvieron un terreno de exceso de velocidad e imprudencia, según las estadísticas de un informe reciente del Manhattan Institute. Además, los restaurantes extendidos al aire libre en nombre del distanciamiento social han generado más improvisación en los ya angostos espacios compartidos con peatones, pedalistas, bolsas de basura y vehículos.

Pero los autos no son la única amenaza: la actriz Lisa Banes murió en junio golpeada por una patineta scooter, mientras visitaba Nueva York. También desde la pandemia hay más pedalistas –repartidores y paseantes- en las calles, y no todos son legales. Y el alquiler y compra de motos y bicicletas lleva rato experimentando un auge en la ciudad,