Hospital en Nueva York detendrá proceso de partos tras renuncias de personal no vacunado por COVID-19

La medida será implementada a partir del 25 de septiembre, dos días antes de la fecha límite exigida en el estado para que el personal médico se vacune; de lo contrario, deberán enfrentar sus despidos

Aproximadamente el 27% del personal del hospital no se ha vacunado y continúa prestando servicio.
Aproximadamente el 27% del personal del hospital no se ha vacunado y continúa prestando servicio.
Foto: Chandan Khanna / AFP / Getty Images

El Hospital General del condado de Lewis anunció que detendrá el proceso de partos a partir del 25 septiembre luego de que algunos miembros del hospital del departamento de maternidad renunciaran los por mandatos de vacunación contra el COVID-19 del sistema hospitalario.

Seis empleados de la maternidad no vacunados del recinto hospitalario renunciaron en los últimos días, mientras que otros siete aún están indecisos sobre si se vacunarán, informó Gerald Cayer, director ejecutivo del Sistema de Salud del condado de Lewis mediante una conferencia de prensa celebrada el viernes, y agregó que como consecuencia el hospital “no pueda dotar de personal de manera segura al departamento de maternidad a partir del 25 de septiembre”. 

Sostuvo que estas renuncias provocarán la detención de partos de bebés en el hospital del condado, pero recalcó que aún mantiene esperanzas de que con el Departamento de Salud del estado de Nueva York puedan trabajar en conjunto con el fin de solo detener el servicio, en vez de cerrar el departamento de maternidad por completo.

Informó Cayer que 165 de los 650 empleados del hospital, que representan cerca del 27% del personal laboral, siguen sin vacunarse, y siguen prestando servicios dentro del recinto.

Esta pausa fue programada dos días antes de la fecha límite del estado para que trabajadores de la salud sean vacunados de manera obligatoria para permanecer con sus puestos de trabajo, reseñó Watertown Daily Times.

Estas medidas han sido tomadas en medio de súplicas a la ciudadanía para que puedan vacunarse, para así apoyar a los hospitales que han estado colapsados por pacientes no vacunados.

Según cifras publicadas por The Washington Post, más de 97,000 personas en todo el territorio estadounidense están en hospitales a causa de los estragos del COVID-19, y más de una cuarta parte de esas personas en las Unidades de Cuidados Intensivos (UCI).

Sin embargo, en respuesta a estos llamamientos, algunos miembros del personal en hospitales optaron por presentar su renuncia o han sido despedidos por negarse a colocar las vacunas anticovid.

Los casos en Lewis han tenido el aumento de casos en los últimos siete días más altos de todos los condados del estado de Nueva York, con una tasa de infección del del 7,6%, indicó Sean Harney, director médico del sistema de salud al Daily Times.

A raíz del incremento de casos en Nueva York, exgobernador Andrew Cuomo, había anunciado el pasado mes que todos los trabajadores debían vacunarse antes del 27 de septiembre o eventualmente serían despedidos.

También te puede interesar: 

Variante Delta de COVID-19 pone freno a planes de reapertura de oficinas en NYC tras el ‘Labor Day’

Autoridades de NYC no ceden a presiones de tener como opción clases remotas ante avance de la variante Delta

No vacunados tienen 11 veces más probabilidades de morir de Covid-19, según los CDC