Murió niña de 4 años en Texas por COVID-19 luego de que su madre no vacunada contrajera el virus

La niña de nombre Kali Cook comenzó a presentar síntomas el 6 de septiembre, justo el día en que le diagnosticaron coronavirus a su madre, y al siguiente día a las 7:00 a.m. había fallecido. Su prometido y sus otros dos hijos también habían contraído la enfermedad

El condado de Galveston ha tenido un aumento significativo de casos por COVID-19 en niños.
El condado de Galveston ha tenido un aumento significativo de casos por COVID-19 en niños.
Foto: Angela Weiss / AFP / Getty Images

El COVID-19 cobró la vida de una niña de 4 años en Galveston, Texas, quien murió la semana pasada tras contraer el virus a través de su madre, indicó la familia.

La niña de nombre Kali Cook había comenzado a presentar síntomas en la madrugada del 6 de septiembre, y justo al día siguiente, a las 7:00 a.m., había fallecido por el virus pandémico, señaló su madre, Karra Harwood en declaraciones a Houston Chronicle.

Cook había comenzado a presentar síntomas luego que Harwood, quien no se encuentra vacunada, diera positivo por COVID-19 el 6 de septiembre, y alegó que había llegado a su casa e inmediatamente se aisló del resto de su familia, incluyendo a su prometido y sus otros dos hijos, quienes también contrajeron el virus.

“Traté de mantenerme alejada de ella y no quería que ella y mis otros hijos lo entendieran”, relató Harwood a The Daily News Galveston, quien agregó que “No era una niña promedio. Prefería jugar con gusanos y ranas que usar moños. Era tan bonita y llena de vida”.

La madre recalcó que no quería que las personas pensaran en su hija como si fuese una estadística anónima, razón por la que se reveló la identidad de la niña, pues quería que la gente supiera quién era.

Funcionarios del distrito de salud no habían revelado la información personal de Kali y Harwood; no obstante, Daily News confirmó de manera independiente las identidades.

Philip Keizer, autoridad de salud local del condado de Galveston, calificó la muerte de Kali Cook como una tragedia. “Es algo horrible, pero creo que la gente debe saberlo”, insistió Keizer.

Harwood recalcó que su hija no sufría de ningún trastorno inmunológico diagnosticado, ni alguna afección de salud en especial, aunque reconoció que solía enfermarse más que sus hermanos.

Como ha sido legislado en Estados Unidos, los niños menores de 12 años como Kali no eran elegibles para recibir vacunas, pero funcionarios de salud han insistido a las personas que sí lo sean que se vacunen para proteger a personas que puedan ser vulnerables contra la propagación del COVID-19.

Se conoció que cerca del 60% de los residentes elegibles en el condado de Galveston, y cerca de la mitad de toda la ciudad han recibido sus ciclos completos de vacunas.

Tras el paso inclemente de la variante delta por Estados Unidos, el número de niños que han sido confirmados por el virus alcanzó cifras récord en Galveston. Se estima que un 30% de todos los casos de niños menores de 12 años habían ocurrido en agosto, informaron autoridades sanitarias del condado.

También te puede interesar:

Encuesta: Tres de cada cinco estadounidenses respaldan políticas de Biden para vacunas obligatorias en empresas

Exjefe del NYPD no espera un futuro alentador para Nueva York cuando se supere la pandemia del COVID

La pobreza en Estados Unidos se ha reducido durante la pandemia gracias a los cheques de estímulo