Exclusiva

Indocumentados víctimas de la tormenta Ida en NYC imploran no ser excluidos de las ayudas

Decenas de damnificados por los torrenciales aguaceros del 1 de septiembre, que vivían mayormente en sótanos en Queens, se enfrentan al rechazo de FEMA que no acepta solicitudes de alivios de afectados sin seguro social

Paulino Lojan, víctima de la tormenta IDA asegura que los han dejado abandonados
Paulino Lojan, víctima de la tormenta IDA asegura que los han dejado abandonados
Foto: Edwin Martínez / Impremedia

Han pasado ya casi cuatro semanas desde que los remanentes del Huracán Ida reventaron los cielos en Nueva York provocando fuertes inundaciones, que dejando 13 personas muertas y literalemtne cientos de hogares bajo el agua, mayormente en sótanos y primeros pisos en el condado de Queens. Y aunque el presidente Joe Biden visitó los vecindarios más afectados, en compañía de líderes políticos del Estado, prometiendo que el Gobierno federal ayudaría a todas las víctimas de la feroz tormenta, para docenas de familias que perdieron todo, y que no tienen papeles migratorios, el compromiso se quedó en solo palabras.

¿La razón? La Agencia Federal para el Manejo de Emergencias (FEMA), entidad encargada de entregar ayudas económicas a los damnificados, no acepta solicitudes de inmigrantes indocumentados. Dentro del proceso para acceder a los millonarios fondos, que están disponibles desde que se declaró a Nueva York como zona de desastre, se exige número de seguro social, lo que ha dejado por fuera del barco a víctimas como Diego Barbecho, quien quedó con una mano adelante y la otra atrás, y denuncia no haber recibido ningún tipo de ayuda.

“En mi casa los más afectados fuimos nosotros los del primer piso y el basement, y FEMA no nos ha dado nada. Me han mandado de un lado para otro y me dicen que no puedo aplicar por los papeles”, comenta el padre de familia.

“Eso es una injusticia, porque la tormenta nos atacó a todos por igual, con papeles o sin papeles. Me parece un acto hipócrita que nos manden cartas diciendo que hay ayuda para nosotros y cuando vamos a ver, nos excluyen a mi y mi familia como si no fuéramos seres humanos también”, agrega Barbecho.

“Nos abandonaron completamente”

La frustración del ecuatoriano es todavía más grande al saber que la Cruz Roja, que está ayudando también a los damnificados, ya les dijo que solo les pagará los hoteles en que fueron ubicados tras la tormenta, hasta el próximo 30 de septiembre. Además denuncia que no le dieron la tarjeta débito de $515 que fueron repartidas entre las víctimas, pues solamente entregaron una en su casa, a los del segundo piso, cuando allí vivían tres familias diferentes.

Nos abandonaron completamente. Nos dijeron que no iba a importar el estatus migratorio para ser ayudados y nos niegan las ayudas. Qué va a ser de nosotros entonces”, dijo el residente de Flushing. “La angustia cada vez es más grande. Por eso le imploramos al Gobierno que nos ayude a todos por igual, que el Presidente ordene a FEMA que no nos deje botados”.

Paulino Lojan, otro de los damnificados por la tormenta también denunció haber sido abandonado.

“No nos han ayudado. No están haciendo nada por nosotros, solamente nos dieron el hotel con la Cruz Roja. No tenemos nada y no tenemos un sitio a donde ir. En la casa no hay gas y tampoco podemos ir allá a vivir. Estamos comiendo solo una vez al día, porque no tenemos dinero. Estamos desesperados”, dijo el inquilino de una de las viviendas más afectadas por la tormenta en Flushing.

Lojan hizo este pedido: “Yo le ruego a FEMA que ayude a todos por igual. Es injusto que cuando ocurre un desastre, se ayude según el estatus de la gente. La naturaleza no pone estatus a la hora de hacer estragos”.

Angie Lojan, otra de las víctimas de los fuertes aguaceros, quien perdió todo en su casa de Queens, que hoy está llena de moscas por las aguas empozadas que dan testimono de la tragedia que allí vivieron, también se siente excluida y pide trato igualitario.

La madre de familia comentó que inicialmente fue a varios lugares tratando de recibir ayuda de FEMA, pero al principio le manifestaron “rechazo”, hasta que finalmente pudo aplicar para los fondos, a través de su niña ciudadana. Aun así, asegura que todavía no tiene certeza sobre si le darán un alivio económico o no.

“No me han ayudado en nada hasta ahora. Todo es una confusión. Me dijeron que mi casa no aparecía entre las dañadas, que no había daños, cuando yo fui la más afectada. Perdí todo. Luego vino una inspectora y miró los daños, pero no se si me van a ayudar o no. Me dijo que tengo que esperar de 5 a 10 días para saber la respuesta. Esto es una agonía”, comentó la madre ecuatoriana.

“Me parece muy triste que miren el estatus para ayudar. Ser ilegales no quiere decir que no merezcamos ayuda. Deberían arreglar eso y no discriminar, porque las catástrofes no discriminan a nadie”, agregó la madre.

Diego Barbecho, víctima de la tormenta Ida

Líderes políticos exigen ayudar a indocumentados

Y a las denuncias de los damnificados indocumentados que se sienten ahogados tras la tormenta que les cambió su vida en solo un par de horas que duraron los aguaceros, se han sumado también líderes políticos de la Gran Manzana.

El concejal de Queens Francisco Moya, urgió a que haya mayor acceso a los beneficios y a las ayudas para los neoyorquinos indocumentados que resultaron afectados con la tormenta, advirtiendo que tiene que ser lo más pronto posible.

“Cuando nuestra comunidad es afectada por eventos como esta pandemia o la tormenta Ida, la asistencia para los afectados difícilmente llega lo suficientemente rápido”, dijo el político, revelando que vecinos afectados se han comunicado con su oficina para manifestar que no han recibido alivios.

“Las mayores necesidades por las que están llamando a muchas personas son por desplazamiento, ayuda con la limpieza y la navegación de todas las aplicaciones para obtener apoyo financiero. Y aunque existen centros de servicio y sitios de servicio emergentes, los recursos de la Ciudad, del Estado y Federal no satisfacen las necesidades inmediatas y desafortunadamente dejan fuera a muchas familias inmigrantes”, expresó Moya.

El concejal agregó que es necesario seguir trabajando con la comunidad y otros socios para cubrir necesidades urgentes como la distribución de alimentos y colchones, al igual que empujar para que los auxilios federales puedan llegar a todos.

La asambleísta estatal Catalina Cruz, también del condado de Queens, mencionó que ha recibido decenas de llamadas de residentes de su distrito en Corona, que fueron víctimas de la tormenta y no han podido aplicar para las ayudas de FEMA por su estatus migratorio.

“La historia de nuestro país de explotar la mano de obra indocumentada, y luego darle la espalda inmediatamente a estas mismas personas en tiempos de necesidad, es desalentadora y no es nueva”, aseguró la joven política. “Muchos en nuestra comunidad perdieron todo después de las devastadoras inundaciones causadas por Ida. Recurrieron a nuestro gobierno federal en busca de ayuda, porque es nuestro trabajo y responsabilidad como funcionarios electos ayudar. En cambio, algunos de nuestros electores se encontraron con la realidad inhumana de que fueron excluidos del apoyo de FEMA porque carecían de un número de seguro social”.

El presidente del condado de Queens Donovan Richards, Jr. levantó su voz y exigió al Gobierno federal que haga que FEMA no ponga límites como el estatus migratorio a la hora de ayudar, y se establezca un programa similar al del Fondo de Trabajadores Excluídos que ayuda a indocumentados.

“A las lluvias históricas de Ida no le preocupó el estatus de documentación de nuestras familias cuando inundaron nuestros vecindarios. Tampoco debería importarle el estatus al gobierno cuando se trata de hacer que todas nuestras familias estén completas nuevamente, después de este desastre”, dijo Richards.

“Ninguna familia debería dejarse abandonada recogiendo sus pedazos solos. Continuaré pidiendo a FEMA y a todos nuestros socios gubernamentales para que pongan a disposición de todas las familias afectadas por Ida, asistencia financiera significativa y servicios culturalmente competentes, independientemente del estatus de la documentación”, agregó el Presidente de Queens.

FEMA aclara quiénes puede solicitar ayuda

FEMA explica que sus normas exigen que para aplicar para ayuda económica, se requiere estatus migratorio. Ciudadanos, no ciudadanos y extranjeros calificados, como residentes permanentes legales con ‘Green Card’, asilados, refugiados, extranjeros cuyo estatus de deportación se está reteniendo, extranjeros sometidos a crueldad extrema o víctimas de una forma grave de trata de personas, incluidas personas con visa “T” o “U” pueden solicitar las ayudas.

Asimismo, advirtieron que “un padre o tutor que no sea elegible (que no tenga documentos) puede registrarse para recibir asistencia en nombre de un niño menor de 18 años que sea ciudadano y no se recopilará información sobre el estatus del adulto.

Ante las quejas de las familias que han sido dejadas atrás en la posibilidad de acceder a ayuda financiera por no tener seguro social, FEMA mencionó que hay otro tipo de ayudas, no de entrega de fondos, a las que se puede aplicar y aseguró que el apoyo a los damnificados debe ser tarea de todos.

“Independientemente del estatus de ciudadanía, los sobrevivientes de desastres pueden ser elegibles para atención masiva y asistencia de emergencia, como búsqueda y rescate, atención médica, refugio, comida y agua, y reducción de amenazas a la vida, la propiedad y la salud o seguridad pública”, dijo Michael W. Wade, vocero de FEMA. “Toda la comunidad debe afrontar este desafío. Toda la comunidad incluye socios locales, estatales y federales, así como organizaciones sin fines de lucro y el sector privado”.

El funcionario reveló además que hasta el pasado 21 de septiembre FEMA ha recibido 46,000 registros para asistencia y se han aprobado más de $26.6 millones de dólares, a través del programa Individuos y Hogares para los distritos y condados declarados zona de desastre en Nueva York.

Entre tanto, el alcalde Bill de Blasio dijo que la Ciudad no abandonará a los damnificados, independientemente de si tienen o no estatus migratorio.

“No los hemos olvidado. Enviaremos a la gente hoy mismo. Hemos estado haciendo escrutinio sin parar de las áreas más afectadas, gente yendo de puerta en puerta desde nuestra Unidad de Participación Pública, preguntando a la gente lo que necesita, trabajando con grupos comunitarios que ponemos bajo contrato, como hicimos en el Censo, en varios idiomas”, dijo el Alcalde.

“Hemos llamado a decenas de miles de puertas, tenido conversaciones directas, asegurándonos de que las personas reciban ayuda; se han completado 31,000 solicitudes de FEMA y estamos trabajando con las familias para asegurarnos de que esos cheques lleguen rápidamente”, explicó el Alcalde.

De Blasio fue más contundente en su declaración y advirtió que “cualquier familia en cualquier circunstancia, sin importar el estatus de la documentación, sin importar el idioma, lo que sea que necesiten, nos quedaremos con ellos hasta que lo obtengan”.

¿Quiénes pueden aplicar a los fondos financieros de FEMA?

  • Los sobrevivientes de la tormenta tropical Ida, incluidos aquellos que no son ciudadanos estadounidenses, pueden ser elegibles para asistencia por desastre a través de la Agencia Federal para el Manejo de Emergencias, pero quienes no tengan documentos migratorios no podrán aplicar a los alivios en efectivo.
  • Para solicitar ayuda y ver si califica, puede visitar el sitio desasterassistance.gov o llamar al (800) 621-3362
  • La ayuda puede estar disponible para ciudadanos, no ciudadanos y extranjeros calificados.
  • Un “extranjero calificado” se define como
  • • Personas que son residentes permanentes legales (titulares de la tarjeta verde)
  • • Asilados, refugiados o extranjeros cuyo estado de deportación se está reteniendo
  • • Extranjeros en libertad condicional en los EE. UU. durante al menos un año
  • • Extranjeros con entrada condicional.
  • • Participantes cubanos/haitianos
  • • Ciertos extranjeros sometidos a crueldad extrema o víctimas de una forma grave de trata de personas, incluida personas con visa “T” o “U”.
  • Asimismo, un padre o tutor que no sea elegible puede registrarse para recibir asistencia en nombre de un niño menor de 18 años que sea ciudadano y no se recopilará información sobre el estatus del adulto.
  • Propietarios de viviendas, inquilinos y empresas de todos los tamaños pueden ser elegibles para préstamos por desastre a bajo interés de la Administración de Pequeñas Empresas de EE.UU., pero deben ser ciudadanos estadounidenses elegibles o extranjeros calificados y mayores de edad.
  • Los solicitantes indocumentados no son elegibles para recibir asistencia económica de FEMA