“Son niños tratando de matarse unos a otros”: madre latina del menor baleado por ’Chulo’ en cancha de baloncesto de Nueva York

"Es triste para mi hijo que le dispararan, pero también es triste para el niño que le disparó porque él también es un niño", afirmó la madre de la víctima baleada haciendo deportes en El Bronx

Joven armado paseando a plena luz en NYC, octubre 2021.
Joven armado paseando a plena luz en NYC, octubre 2021.
Foto: NYPD

Suleykie Rivera, la madre de José Peredes, un niño de 13 años baleado en una cancha de baloncesto de El Bronx por otro menor de la misma edad, lanzó un mensaje retórico ayer al comisionado de NYPD, Dermot Shea.

“¿Qué está haciendo?, dijo Rivera (33) cuando New York Post le preguntó si tenía un mensaje para el comisionado de policía. “¿Cómo vas con esto? Hay niños de entre 13 y 18 años muriendo”, continuó. “¿De dónde sacan estas armas? ¿Quién se las da? ¿Quién les permite llevarlas? Es una locura. Son solo bebés. Todos estos niños son bebés”.

“Es terrible en todos los sentidos. Tenemos que hacerlo mejor como sociedad”, comentó el martes en referencia a este caso el comisionado Shea, un férreo crítico de las leyes penales vigentes en Nueva York, a las que acusa de causar impunidad y violencia.

El niño Paredes estaba jugando baloncesto en Hunts Point Playground alrededor de las 5:45 p.m. del jueves cuando otro niño de 13 años, conocido como “Chulo” y también presumiblemente hispano, le disparó.

Según un video de NYPD, ese presunto pistolero era tan menudo (110 libras) y bajo de estatura (4 pies 11 pulgadas) que su edad se ubicó en apenas entre 11 y 13 años. Al reconocerlo en las imágenes, la propia madre del “Chulo” lo entregó a la policía el martes. Fue procesado por un tribunal de familia y devuelto a la custodia de su hogar.

Rivera dijo que no conoce al sospechoso ni a su familia, pero que el “Chulo”, que fue acusado de intento de asesinato, le envió un mensaje a su hijo en Snapchat un día antes del incidente, advirtiéndole: “Te voy a disparar”. Y cumplió su amenaza.

El niño Paredes resultó baleado en la rodilla y fue trasladado al Hospital de Harlem en condición estable. “Está en estado de shock en este momento, así que en este momento no está hablando realmente y es triste”, dijo su madre.

La víctima está en el cuadro de honor y juega al fútbol en la escuela secundaria Hunts Point. “Es triste para mi hijo que le dispararan, pero también es triste para el niño que le disparó porque él también es un niño”, agregó Rivera. “Son niños y niños, ya sabes. Niños tratando de matarse unos a otros”.

Un segundo joven sospechoso todavía buscado por NYPD apareció en las imágenes también armado, vestido con un sweater rojo y montando su bicicleta detrás del “Chulo”.

Los últimos reportes implican a sospechosos cada vez más jóvenes disparando en las calles de Nueva York, presumiblemente vinculados con pandillas.