Depresión: la comida adecuada es el secreto mejor guardado para derrotarla

Se estima que 6.7% de la población estadounidense mayores de 18 años sufren de depresión clínica. Médicos y nutricionistas coinciden en que la mala elección de alimentos puede contribuir a la deficiencia de los nutrientes que provocan depresión ¿El secreto? Elegir los alimentos correctos

De acuerdo con los expertos, considerar el consumo de alimentos ricos en aminoácidos, proteínas, antioxidantes, vitaminas, minerales y ácidos grasos omega 3, es fundamental para disminuir los episodios depresivos.
De acuerdo con los expertos, considerar el consumo de alimentos ricos en aminoácidos, proteínas, antioxidantes, vitaminas, minerales y ácidos grasos omega 3, es fundamental para disminuir los episodios depresivos.
Foto: Foto de Taryn Elliott en Pexels / Pexels

Los casos de depresión han incrementado de manera preocupante en los últimos años, sobre todo derivado de la pandemia por Covid-19. Aunque la realidad, es que la depresión es uno de los trastornos de salud mental más comunes, se caracteriza por un sentimiento de tristeza constante y una pérdida de interés en realizar diferentes actividades. Si. bien existen diferentes niveles de depresión, cada día son más las referencias científicas en las cuales se comprueba que comer los alimentos adecuados es posible vencer de manera más efectiva la depresión; sobre todo en los momentos de crisis. Sobre todo, teniendo en cuenta la creencia común en la cual se indica que las personas cuando están deprimidas tienden a consumir alimentos en exceso.

Según la Asociación Estadounidense de Ansiedad y Depresión: el 18% de la población sufre algún tipo de trastorno de ansiedad y el 6.7% de la población estadounidense mayor de 18 años ha sido diagnosticada con depresión clínica. Es innegable que se trata de problemas de salud pública que van en incremento y que deterioran considerablemente la calidad de vida.

De acuerdo con un reciente informe de Lancet, cada vez son más las personas que sufren problemas relacionados con la depresión debido a las múltiples y complejas secuelas que trajo consigo la pandemia de Covid-19. Por fortuna, médicos y nutricionistas coinciden en que la dieta juega un papel fundamental en superar la depresión. La mala elección de alimentos y la selección de alimentos pueden contribuir a la deficiencia de los nutrientes que en realidad pueden provocar depresión. De acuerdo con los expertos, integrar el consumo de algunos aminoácidos como el triptófano , la tirosina, la metionina y la fenilalanina en la dieta diaria, es una estrategia útil en el tratamiento de muchos trastornos leves, incluida la depresión.

Es momento de tomarlo con más seriedad, finalmente la depresión es un problema de salud mental y emocional grave que afecta a personas de todo el mundo y, en muchas de ellas, podría ser un hecho que les cambie la vida. El punto es asumir la responsabilidad y tomar cartas en el asunto, de hecho se ha comprobado que quienes aceptan que están deprimidos buscan atención médica o asesoramiento para superar la afección llevan gran parte del camino ganado. Si bien la terapia y el seguimiento médico es indispensable, el complemento que no puede faltar en el tratamiento es realizar cambios en el estilo de vida y comenzar a consumir una dieta saludable.

La buena noticia es que existen muchos alimentos naturales de inmenso potencial antidepresivo, que es fácil integrar en la dieta y que además aportan otra larga lista de beneficios para la salud. Tal es el caso de los alimentos ricos en ácidos grasos omega 3 (EPA y DHA), que brillan por provocar efectos antidepresivos entre los seres humanos. Es muy importante incluirlos en la dieta, además son magníficos protectores del corazón y disminuyen el riesgo de afecciones cardiovasculares crónicas. Con base en ello el consumo de pescados grasos, mariscos, aguacate, nueces, semillas y aceite de olivo es básico.

El cuerpo humano normalmente produce moléculas que se llaman radicales libres que podrían provocar daño celular y provocar un envejecimiento rápido, además de ser una de las principales causas de las enfermedades degenerativas. El consumo de alimentos ricos en antioxidantes, frutas y verduras ricas en vitaminas tendrá un impacto positivo en el cerebro y ciertamente reducirá la efectos destructivos de los radicales libres. Y lo más importante es que son sustancias que benefician la producción de serotonina. De acuerdo con los expertos en nutrición entre los más recomendados se encuentran alimentos como zanahorias, calabazas, espinacas, naranjas, tomates, bayas, champiñones y hongos, nueces y semillas.

Otra buena recomendación, es comer pequeñas porciones de proteínas varias veces al día y la principal razón es que es una buena estrategia para aumentar la energía en el cuerpo y despejar la mente. No olvidemos que el excesivo nivel de estrés que trae consigo la depresión, se deriva en fatiga excesiva. El atún, el pavo y el pollo, ricos en proteínas, tienen aminoácidos que ayudan al cuerpo humano a mantenerse alerta. Los frijoles, los guisantes, la leche, la soja y el yogurt también son una buena fuente de proteínas saludables. Lo más importante es seguir una dieta lo más natural posible y evitar el consumo de alimentos procesados y comidas rápidas.

También es muy importante asegurar la adecuada hidratación a través de la ingesta de bebidas naturales, como es el caso del té verde, infusiones herbales y de especias, como el jengibre y la raíz de cúrcuma. Complementariamente se aconseja evitar el consumo excesivo de cafeína, alcohol y tabaco. Son factores que pueden ser detonantes activos y que incrementan el riesgo de episodios.

El estilo de vida influye significativamente, por lo tanto es importante realizar actividad física, disfrutar de la naturaleza, crear una rutina que favorezca el buen descanso y vigilar el peso corporal. Se ha demostrado que las personas con sobrepeso u obesidad tienen más probabilidades de sufrir depresión ¿La razón? El exceso de peso corporal afecta al sistema inmunológico y provoca cambios hormonales tanto en hombres como en mujeres. Las personas obesas deben trabajar de inmediato para reducir el peso si pretenden superar la depresión, y los hábitos alimenticios saludables son el primer paso en esa dirección.

Te puede interesar: