El jurado encontró culpable a un hombre de Nebraska de abuso infantil que terminó en muerte

La muerte de un niño de dos años, a manos de un hombre de 19, podría derivar en cadena perpetua si un juez coincide con el jurado en que abusó del infante, lo asesinó y además lanzó amenazas terroristas

Un jurado halló como culpable culpable a un hombre de Nebraska de abuso infantil que terminó en muerte.
Un jurado halló como culpable culpable a un hombre de Nebraska de abuso infantil que terminó en muerte.
Foto: FREDERIC J. BROWN / Getty Images

Un jurado del condado de Jefferson encontró culpable de abuso infantil a Jake González por infligir intencionalmente las lesiones que acabaron con la vida de Hollen Siedschlag de dos años.

Después de dos horas, el jurado emitió veredictos de culpabilidad por un cargo de abuso infantil con resultado de muerte y un cargo de amenazas terroristas.

Según ha trascendido, los cargos se centraron en los hechos que ocurrieron el pasado 26 de octubre de este año cuando una cámara captó a González de 19 años saliendo del apartamento a toda velocidad.

Jake González quien vivía con Baily Siedschlag y los dos hijos de ésta en su apartamento de Fairbury, se quedó a cargo del pequeño de dos años mientras su madre iba al Walmart con su hija.

Cuando Siedschlag llegó a casa encontró en el armario boca abajo a su hijo con varios golpes; de inmediato llamó a su madre y dio una frase clave para que se la proporcionara a un amigo y éste llamó a la policía.

Los agentes del alguacil llegaron al lugar de los hechos poco después del llamado de auxilio y emprendieron la búsqueda de González quien al saber que sería aprendido huyó en una dirección desconocida.

Después de 30 minutos, la policía localizó Jake González y fue privado de su libertad.

En tanto, la policía encontró al pequeño Hallen boca abajo en un armario con heridas graves y fue trasladado de inmediato en ambulancia a un hospital local, más tarde fue reubicado al Hospital Infantil de Omaha vía aérea. El pequeño murió la mañana siguiente a su abuso.

En los alegatos el Estado enumeró 10 razones por las que González debió haber sido la persona que asesinó al infante, entre ella se encuentra que era la única persona que estuvo con él después de que salió de la guardería, que Baily Siedschlag fue quien pidió ayuda y que González mintió sobre las lesiones del pequeño.

La sentencia de Jake González, quien en el momento del incidente estaba en libertad bajo fianza por cargos de asalto y armas, está programada para el 6 de enero de 2022 a las 11:00 a.m. donde podría ser sentenciado a cadena perpetua.

Te puede interesar: