Policía estatal de Nueva York acusado de homicidio de niña de 11 años durante persecución vial

"Los agentes de policía tienen la encomienda de proteger y servir, pero el agente Christopher Baldner supuestamente violó esa confianza cuando usó su automóvil como arma mortal y mató a una niña", dijo la procuraduría estatal

Policía Estatal de Nueva York (NYSP).
Policía Estatal de Nueva York (NYSP).
Foto: Andrés Correa Guatarasma / Cortesía

Christopher Baldner, policía estatal de Nueva York (NYSP), fue encarcelado ayer después de que un gran jurado lo acusó de matar a una niña de 11 años residente de Brooklyn al embestir con su patrulla el automóvil de su familia dos veces por detrás en diciembre pasado.

El doble impacto hizo que el auto familiar se volcara durante una persecución a alta velocidad en la autopista New York Thruway, en el norteño condado Ulster. La policía intentó detener el Dodge Journey 2017 por una infracción de exceso de velocidad, porque Tristan Goods, el conductor de 39 años, supuestamente huyó del lugar.

Ahora Baldner enfrenta cargos de asesinato, homicidio involuntario y peligro imprudente por la muerte el 22 de diciembre de la niña Mónica Goods, quien se dirigía a una reunión familiar de Navidad con su padre, madrastra y hermana de 12 años.

Después de que la acusación fuera entregada por un gran jurado del condado Ulster, Baldner se rindió ayer y fue suspendido de su trabajo sin paga, dijo un portavoz de la policía estatal. Más tarde fue procesado ante el juez Bryan Rounds y se ordenó que se le encarcelara. Tiene una audiencia de fianza programada para el 4 de noviembre.

Mientras se investigaba el caso, Baldner estuvo asignado a labores de escritorio. Se enfrenta a una sentencia de 25 años a cadena perpetua si es declarado culpable del cargo de asesinato en segundo grado, acotó Daily News.

Los agentes de policía tienen la encomienda de proteger y servir, pero el agente Baldner supuestamente violó esa confianza cuando usó su automóvil como arma mortal y mató a una niña”, dijo la procuradora general estatal Letitia James. “Si bien nada traerá a Monica de regreso, debemos hacer que las fuerzas del orden público cumplan con los más altos estándares, razón por la cual mi oficina está comprometida a buscar justicia en este caso”.

La madre de Mónica, Michelle Surrency, agradeció a la fiscalía. “Esto es solo el comienzo”, afirmó. “Sólo quiero que la gente sepa que todavía estamos peleando todos los días y que el agente Baldner necesita ser condenado y enviado a la cárcel”.