Bebé murió de COVID en brazos de sus padres luego de que su madre lo contrajera durante el embarazo

La pequeña Ivy-Rose tuvo que nacer 14 semanas antes de la fecha prevista debido a las complicaciones que sufrió su madre derivadas del COVID-19, con un trágico desenlace

La bebé Ivy-Rose murió a causa de complicaciones relacionadas con COVID-19.
La bebé Ivy-Rose murió a causa de complicaciones relacionadas con COVID-19.
Foto: Pixabay

Katie Leeming tiene 22 años y estaba embarazada, pero fue sometida a una cesárea de emergencia luego de contraer COVID-19 durante octubre pasado. Fue así como nació la pequeña Ivy-Rose, 14 semanas antes de la fecha programada de parto, pero la bebé murió de COVID en brazos de sus padres pocos días después.

La bebé dio positivo a COVID y, al ser tan prematura, tuvo otras complicaciones que finalmente terminaron con su vida, como una hemorragia pulmonar y una hemorragia cerebral. El 21 de octubre pasado su salud se deterioró rápidamente y murió al día siguiente en los brazos de sus padres, Katie Leeming y Lee Court, de 25 años.

Según los medios locales, Katie trabaja en una cadena de panaderías en Reino Unido y, cuando enfermó de COVID, se aisló durante 10 días junto con sus dos hijos mayores, Alfie de cuatro años y Charlie de tres. Al notar que los movimientos de su bebé en el útero disminuían, acudió a los servicios médicos donde los especialistas concluyeron que la joven requería una cesárea de emergencia.

Ivy-Rose tuvo un difícil paso por esta vida, conectada a un respirador para sobrevivir. Finalmente murió abrazada por sus padres, que “están absolutamente hechos pedazos en este momento y están siendo apoyados por amigos y familiares y las parteras en duelo”, dijo a la prensa Simone Threlfall, una amiga de Katie.

La propia Simone inició una petición en GoFundMe para cubrir gastos relacionados con el funeral de la bebé, entre ellos la colocación de una “cuna fría”, es decir, una unidad de refrigeración para mantener el cuerpo de la pequeña durante unos días más, mientras su familia cercana puede despedirse de ella.

“Su familia apreciará enormemente cualquier cosa que sea amablemente donada para darle a su hija una hermosa despedida y una hermosa lápida como ella se merece”, se lee en la petición que puede consultarse aquí.

Las autoridades de salud de países como Reino Unidos y Estados Unidos han hecho énfasis en la necesidad de que las mujeres embarazadas se vacunen contra COVID-19 lo más pronto posible, pues ellas y sus bebés son más susceptibles a enfermar gravemente y a morir si contraen el virus SARS-CoV-2.

Muchas mujeres embarazadas han evitado las vacunas por los supuestos efectos que podrían tener en la fertilidad o en el bebé en gestación, información que ha sido desmentida científicamente en diversas ocasiones.


Lee más:

+ “Ve a vacunarte”, dice mujer embarazada de Texas que fue intubada durante más de un mes a causa del COVID

+ COVID: Enfermera embarazada no vacunada y su bebé mueren en EE.UU.

+ Madre de 27 años fue dada de alta por COVID, pero murió repentinamente sin abrazar a su bebé