Biden firma ley de infraestructura de $1.2 billones que beneficiará a latinos

En un gran evento en la Casa Blanca, el presidente Joe Biden firmó la Ley de Empleos e Inversión en Infraestructura, la cual asegura una inversión multianual de $1.2 billones de dólares para crear empleos y mejorar vialidades, aeropuertos, puertos, sistema de aguas y acceso a internet, con un alto impacto positivo en comunidades latinas

El presidente Joe Biden firmó la ley de infraestructura.
El presidente Joe Biden firmó la ley de infraestructura.
Foto: Jim Lo Scalzo / Getty Images

El presidente Joe Biden lo logró. Después de complicadas negociaciones, incluso de enfrentar fuego amigo entre demócratas, firmó la Ley de Empleos e Inversión en Infraestructura de $1.2 billones de dólares.

“Durante demasiado tiempo, hemos hablado de tener la mejor economía del mundo. Hemos hablado de confirmar el liderazgo estadounidense en el mundo con las mejores y más seguras carreteras, ferrocarriles, puertos y aeropuertos”, dijo el mandatario. “Mi mensaje para el pueblo estadounidense es: Estados Unidos se está moviendo nuevamente. Y tu vida va a mejorar”.

La Administración Biden renombró el plan como Acuerdo Bipartidista de Infraestructura (The Bipartisan Infrastructure Deal), para reconocer el esfuerzo de republicanos al apoyar el plan que tendrá inversiones significativas en construcción y creación de empleos, lo cual beneficiará a los latinos en distintos frentes.

Además de tener acceso a más trabajo, los latinos serán beneficiados con mejor acceso de banda ancha en internet; inversiones en el cambio de tuberías de agua que contienen plomo, ya que comunidades con alta población latina siguen enfrentando ese problema; también la conexión de vialidades y transporte mejorará esas comunidades.

“En Washignton, con demasiada frecuencia, el motivo por el cual no logramos que ocurran las cosas es porque insistimos en conseguir todo lo que queremos. Con esta ley, nos centramos en hacer las cosas”, destacó. “Me postulé para la presidencia porque la única forma de hacer avanzar a nuestro país es a través del compromiso y el consenso. Así es como funciona nuestro sistema. Esa es la democracia estadounidense”.

La firma ocurrió en un gran evento que la Casa Blanca tardó más de una semana en organizar, pues el presidente Biden quería asegurarse de integrar a la mayor parte de los actores que apoyaron el proyecto, incluidos representantes estatales y líderes sindicales.

Entre quienes dieron un discurso para celebrar el proyecto bipartidista destactó el senador republicano Rob Portman (Ohio), quien destacó que aunque tenga diferencias con la agenda del presidente Biden, esta ley es un ejemplo de que pueden impulsarse proyectos conjuntos. El senador Portman junto junto con su colega Bill Cassidy (Louisiana) fueron de los republicanos que negociaron el plan.

La vicepresidenta Kamala Harris destacó los beneficios de la ley y presentó al mandatario, quien no paró de sonreír y agradecer a quienes apoyaron el paquete económico, incluidos líderes sindicales y autoridades locales y estatales.

Previo a ello, los líderes de la Cámara de Representantes, la presidenta Nancy Pelosi (California), y el líder de la mayoría en el Senad, Chuck Schumer (Nueva York), celebraron el acuerdo. Minutos antes la senadora Kyrsten Sinema (Arizona), a quien la audiencia no recibió con efusividad, dijo que la negociación del acuerdo demostró “cómo deben hacerse las cosas”.

Más trabajos para latinos

La construcción será beneficiada con la inversión en infraestructura y según datos agregados de la Oficina de Estadísticas Laborales, un 13 por ciento de los trabajadores latinos se dedican a esa industria.

“Aproximadamente 3.4 millones de trabajadores en la industria de la construcción son hispanos o latinos”, se indica.

Apunta que los empleos en distintos niveles serían en posiciones con prioritariamente sindicalizadas.

“Estos nuevos trabajos brindarán un apoyo económico muy necesario para las familias latinas y ayudarán a los trabajadores inmigrantes a recuperarse”, indica un análisis del Congreso en referencia a la pérdida laboral por la pandemia de coronavirus.

Otros beneficios

Una encuesta de SOMOS al comienzo de la pandemia de COVID-19 reveló que casi el 40% de los latinos no tenía acceso a internet de banda ancha en casa y que el 32% no tenía una computadora, lo cual complicó los estudios y trabajos remotos.

El plan ayudará a que haya acceso a la banda ancha “de manera equitativa” entre las comunidades más desatendidas, muchas de ellas lugares donde viven latinos y otras minorías.

Por otro lado, la Casa Blanca estima que las tuberías de plomo todavía llevan agua a unas 400,000 escuelas y centros de cuidado infantil, eso representan entre 6 y 10 millones de hogares.

“Este proyecto de ley proporciona fondos para eliminar las tuberías de plomo en las comunidades, lo que ayuda a mejorar la salud de los niños y las familias latinas”, se destaca. Las inversiones para enfrentar esta problemática son de de $5,000 millones de dólares.