AMLO propone a Biden y a Kamala Harris cambiar el flujo migratorio con base en la economía

El presidente mexicano Andrés Manuel López Obradro sugirió al Gobierno del presidente Biden y la vicepresidenta Kamala Harris "cambiar el flujo migratorio" con la integración económica del continente; con Justin Trudeau hay compromiso de impulsar a los pueblos indígenas

Los líderes de Norteamérica Andrés Manuel López Obrador, Joe Biden y Justin Trudeau.
Los líderes de Norteamérica Andrés Manuel López Obrador, Joe Biden y Justin Trudeau.
Foto: MANDEL NGAN / AFP / Getty Images

WASHINGTON.- En sus reuniones con la vicepresidenta Kamala Harris y el presidente Joe Biden, el presidente Andrés Manuel López Obrador lanzó una propuesta que ya había esbozado: aprovechar la integración económica de Norteamérica para tener impacto positivo en Latinoamérica y cambiar el flujo migratorio.

“La integración económica refuerza Norteamérica… necesitaríamos reorganizar el flujo migratorio… con oportunidades de crear crecimiento”, dijo el mandatario en la reunión con la vicepresidenta. “Nosotros producimos lo que Norteamérica necesita… y es ideal no sólo para Norteamérica, sino para todo el continente”.

El presidente López Obrador hizo una analogía de lo que ocurría en Europa.

“Así como la Unión Europea se concretó… ese debería ser nuestro ideal”, expresó.

La Cumbre de Líderes de América del Norte (NALS) fue una jornada de reuniones uno a uno y en conjunto entre los mandatarios de México y Canadá con la vicepresidenta Harris y el presidente Biden con quien se dio el evento central.

Aunque se revelaron algunos aspectos de la agenda que traen bajo la manga, el mayor tiempo de las reuniones fue a puerta cerrada, permitiendo solamente escuchar halagos, ver sonrisas y dejar los flechazos de las cámaras prenderse.

López Obrador, por ejemplo, agradeció a la vicepresidenta que el presidente Biden enviara una reforma migratoria para ser aprobada en el Congreso, aunque olvidó que los legisladores estadounidenses ya avanzan en un plan lejos de esa propuesta del demócrata.

El encuentro con la vicepresidenta Harris es clave, porque ella es la responsable de la Administración Biden de implementar un plan económico para detener la migración irregular desde Centroamérica.

Con el presidente Biden, López Obrador compartió nuevamente la importancia del presidente Franklin D. Roosevelt para la política del “buen vecino”, pero el estadounidense reviró que a México lo ve como “un igual”.

Celebración bicentenaria

El presidente Biden destacó la relación con su homólogo mexicano, la cual tuvo momentos álgidos con los diálogos de Alto Nivel Económico y de Seguridad, siendo este último el inicio del fin de la Iniciativa Mérida y el camino a un plan distinto contra el crimen organizado.

El demócrata destacó que el siguiente año se celebrarán los 200 años de la relación de ambas naciones, lo cual será celebrado con nuevos acuerdos.

“Presidente, le quiero agradecer su compromiso por la relación México-Estados Unidos, que se hace cada vez más cercana… y espero que podamos hablar de diferentes temas”, dijo.

El presidente mexicano expresó su satisfacción y agradecimiento y aprovechó para mencionar su idea de integración económica continental.

“Vamos a ayudar… a participar para la integración económica de América del Norte y de todo el continente, fortalecer nuestra región, ante el avance de otras regiones en el mundo”, defendió.

El encuentro entre López Obrador y Biden fue cordial. / FOTO: Getty Images

El tema que no se abordó oficialmente, pero merodeó toda la cumbre fue el programa Protocolos de Protección al Migrante (MPP), conocido como Permanecer en México.

La portavoz de la Casa Blanca, Jen Psaki, recordó que se había acordado no abordarlo.

El primer ministro Justin Trudeau y el presidente Andrés Manuel López Obrador. / FOTO: Cortesía Gobierno de México

López Obrador se reunió con el líder canadiense en Instituto Cultural Mexicano, donde ambos destacaron que el Tratado México-Estados Unidos-Canadá se aplicaría para favorecer a comunidades indígenas.

“Somos pueblos, naciones, hermanas muy unidas, pertenecemos a Norteamérica y tenemos muchas cosas en común”, expuso López Obrador. “Y lo más importante, (tenemos) una muy buena relación de cooperación y amistad”.

Temas pendientes

La portavoz Psaki fue cuestionada, porque hubo varios temas faltantes en la cumbre, como la crítica de Canadá por las vacunas contra COVID-19 y los créditos fiscales para comprar autos eléctricos, si México recibiría más vacunas.

“No lo vemos de esa manera”, dijo Psaki sobre las críticas de la Administración Trudeau. “En nuestra opinión, el crédito fiscal para vehículos eléctricos es una oportunidad para ayudar a los consumidores en este país”.

En la NALS también faltó hablar sobre los problemas de seguridad, las violaciones a los derechos humanos de inmigrantes, del bloqueo que México tiene a la DEA, entre otros.

Menos simpatizantes

Alrededor de 50 seguidores de López Obrador acudieron al Parque Lafayette para celebrar la visita del presidente y, según ellos, agradecer su impulso a la reforma migratoria.

El mariachi Nuevo Amanecer estuvo nuevamente presente y se movió de esa plaza al Instituto Cultural Mexicano para cantarle a AMLO y Trudeau.

“Estamos apoyando al compañero presidente López Obrador… esto es prácticamente una continuación del AMLOFest que se celebró hace dos semanas en Nueva York”, defendió Ulises García, del Comité Morena New York Uno.