Una inmobiliaria le negó el trabajo a una mujer por no ser “la más delgada”

La mujer compartió en sus redes sociales el motivo por el que un empresario no contrató a una chica en el Reino Unido; la historia se viralizó en redes sociales

Una mujer fue rechazada para ocupar un cargo por su sobrepeso.
Una mujer fue rechazada para ocupar un cargo por su sobrepeso.
Foto: Carl Court / Getty Images

“El Covid-19 no nos ha enseñado nada”, cientos de comentarios como éste se pueden leer en redes sociales sobre la historia de una mujer de Reino Unido que no logró conseguir el empleo de su vida por tener unas libritas de más; la historia se suma a la de cientos de casos de discriminación por obesidad.

Fue a través de las redes sociales que una reclutadora dio a conocer el motivo que orilló a un empresario a rechazar a una aspirante porque: “No era la más delgada”.

La directora de la empresa especializada en construcción de viviendas y contratación de propiedades TDM Recruitmen, Faye Angeletta, de 32 años, presentó a una para ocupar un puesto en una inmobiliaria de la ciudad.

Después de la entrevista, Angeletta preguntó al empresario ¿qué le había parecido la chica? y la respuesta la dejó helada, enojada y muy decepcionada: “Ella no es la más delgada de las chicas. No estoy siendo tremendista con el tamaño, pero es bastante desagradable. La presentación es importante para nosotros y usted sabe que tenemos un estándar para nuestro personal”.

El empresario, de quien no se dio a conocer su nombre, aceptó que la joven: “Tiene un buen conocimiento del área local. No es un no, pero el paquete completo, la experiencia y también la apariencia es clave para nosotros”.

Tras la desagradable respuesta del empresario, Faye Angeletta se puso en contacto con la joven y explicó por qué no había sido contratada; le contó que no había sido descartada al cien por ciento, sin embargo, explicó que su peso había jugado un factor importante.

Debo ser sincera porque si la persona llega a entrar finalmente me sentiría responsable del caso por su apariencia o bullying”, dijo Faye Angeletta.

La empresaria no dudó en compartir la experiencia con el cliente e hizo del conocimiento público la historia en sus redes sociales, donde se convirtió en tendencia, y explicó que lo hizo porque no puede creer que el mensaje además de discriminatorio, le llegó por mensaje.

“No podía creer que lo hubiera puesto por escrito. Por teléfono me dijo ‘Ya sabes, me preocupan las escaleras que tenemos en la sala de exposiciones o si ella tiene un infarto”, contó Angeletta quien agregó que el comentario llegó acompañado de un par de risas.

Te puede interesar: