Bombero de Los Ángeles se limpió el trasero con la carta de mandato de vacunación

El acto que ha sido tachado como “despreciable” es un reflejo de la resistencia entre algunas personas dentro del Departamento de Bomberos de Los Ángeles en contra de la aplicación de la vacuna contra el Covid-19

Un bombero de Los Ángeles se limpió el trasero con la invitación para vacunarse contra el Covid-19.
Un bombero de Los Ángeles se limpió el trasero con la invitación para vacunarse contra el Covid-19.
Foto: Carlo Allegri / Getty Images

La ciudad de Los Ángeles está en busca de que todos los empleados de las dependencias del Gobierno cumplan con el esquema de vacunación contra el Covid-19, esto como parte del nuevo mandato de vacunación de la ciudad, lo que ha llevado a un sinfín de protestas.

Una de ellas, que se llevó a cabo el pasado 18 de noviembre, desató un escándalo que el día de hoy tiene en el ojo del huracán al Departamento de Bomberos de Los Ángeles porque uno de sus trabajadores protagonizó un “acto despreciable” durante la manifestación: se bajó los pantalones y se limpió el trasero con la carta de mandato de vacunación.

De acuerdo con el diario “LA Times”, el portavoz del departamento (Cheryl Getuiza) señaló que el miembro de la LAFD se bajó los pantalones, ante la mirada atónita de los manifestantes, se limpió el trasero con la carta, dejó materia fecal en el documento y después lo dejó caer al piso.

“El departamento está consciente de la gravedad de las acusaciones y tomó medidas inmediatas al enterarse de este incidente”, dijo Getuiza.

La misma portavoz señaló al medio antes mencionado que el bombero, de quien no se dio su nombre, se encuentra de licencia administrativa pagada y enfrentará las consecuencias de sus inapropiados actos.

El grupo “The Stentorians of Los Angeles City”, encargado de representar a los bomberos afroamericanos, ha pedido que se tomen las medidas necesarias, rápidas e inmediatas para disuadir a cualquier empleado de la ciudad a sentirse con el derecho de comportarse de una manera tan vergonzosa.

Pese a la negación de algunos empleados a vacunarse, Cheryl Getuiza señaló que todos los empleados de la ciudad deben cumplir con la ordenanza de la ciudad, ya que de no ser así serán despedidos.

Por su parte, las autoridades de Los Ángeles no han dejado de enviar avisos a los trabajadores como parte del nuevo mandato de vacunación y deberán hacerlo hasta el 18 de diciembre.

Hasta el momento, el bombero señalado de un acto inapropiado, no se ha manifestado al respecto, pese a las llamadas que diferentes medios le han hecho.

Te puede interesar: