La conmovedora historia del niño que vende pasteles para pagar operación tras sufrir terrible accidente

Joaquín Nahuel tiene 10 años y en la última semana, su historia se volvió viral ya que sueña con convertirse en pastelero y vende sus productos para pagarse una operación tras sufrir un accidente que le provocó graves quemaduras

El pequeño Joaquín hace pasteles para poder pagar su operación.
El pequeño Joaquín hace pasteles para poder pagar su operación.
Foto: Shutterstock

En la última semana un niño de 10 años, de nacionalidad argentina llamado Joaquín Nahuel Núñez, se ha vuelto una gran sensación en redes sociales, particularmente en Twitter, en donde el pequeño abrió su cuenta para promocionar el negocio que ha decidido emprender.

Joaquín es un apasionado de la pastelería, por lo que ha decidido iniciar sus pininos en la repostería; además, con los pasteles que vende, pretende pagar una operación que necesita tras haber sufrido hace 3 años un accidente que le produjo graves quemaduras en el 25% de su cuerpo.

En entrevista con La Nación, el niño comentó que su pasión por la pastelería surgió cuando tenía 6 años, gracias a su abuelo Francisco, quien le enseñó las técnicas básicas de repostería. Hoy en día, perfecciona su trabajo gracias a tutoriales vistos en YouTube y sueña con poder ingresar pronto a una escuela que le permita convertirse en un repostero profesional.

La mayoría de los pasteles que cocina Nahuel se destinan para distintos sorteos organizados por su familia y que les ayuda a reunir el dinero necesario por sus operaciones, aunque otra parte del dinero es donada a comedores sociales.

El accidente que le cambió la vida

Lamentablemente, hace 3 años, el pequeño Joaquín tomó una botella de alcohol y la vertió sobre una fogata provocando así que se avivara el fuego. Este alcanzó gran parte de su cuerpo, provocándole quemaduras en distintas partes de su cuerpo, particularmente sus brazos, lo que hizo que permaneciera poco más de un mes internado en un hospital.

En aquel momento, los médicos le dijeron a sus padres que con el paso del tiempo y debido a la cicatriz entre el cuello y su cara, se iba a volver más difícil la movilidad de esa parte del cuerpo, por lo que iba a necesitar varias cirugías.

“Necesita cuatro expansores cutáneos para una reconstrucción facial que cuestan $500 dólares cada uno y son únicamente para la cara. Esa es la primera que le van a hacer y si sale todo bien siguen con el cuerpo. Pero todo depende de su crecimiento, a medida que vaya creciendo y se vea el movimiento de su cabeza se va a realizar”, explica Raquel, su madre.

El mes pasado, el niño abrió una página de Facebook llamada Delicias JN y destinada para vender sus pasteles. Actualmente, hace pasteles de cumpleaños de 2 y 3 pisos a pedido de sus seguidores. Sus padres y sus hermanos le ayudan para poder sacar adelante todos sus pedidos.

Además, el pequeño Joaquín asegura que esta actividad le da tranquilidad y le hace muy feliz.

Te puede interesar:

* Venden una galleta Oreo con la imagen de Pokémon a $1,000 dólares
* Niño de 8 años vende colección de tarjetas Pokémon para pagar por tratamiento de $700 dólares de su perro enfermo
* Niño de 13 años vende su Xbox y trabaja como jardinero para poder comprarle un auto a su mamá