Marcus Ornellas estalla en defensa de su esposa Adiadne Díaz. Dicen que es culpable de la muerte de su perrita, él dice que no

El fin de semana pasado Ariadne Díaz anunció devastada que su perra fue matada por un cocodrilo mientras regresaban de un paseo familiar y, aunque mucha gente le envió sus condolencias, algunas personas la tacharon de irresponsable. Por esto Marcus Ornellas saca las garras y defiende a la actriz

La actriz Ariadne Díaz junto a su esposo el también intéprete Marcus Ornellas.
La actriz Ariadne Díaz junto a su esposo el también intéprete Marcus Ornellas.
Foto: Mezcalent

El galán de la telenovela “Si Nos Dejan”, Marcus Ornellas, respondió a un par de comentarios ofensivos y aseguró que la protagonista de “La Doble Vida De Estela Carrillo”, su esposa la actriz Ariadne Díaz no tuvo la culpa ante la lamentable tragedia, pues señala que este tipo de ataques salvajes son muy comunes en Puerto Vallarta, lugar en donde ambos residen.

“Como no estuviste presente ahí, mejor no hagas comentarios estúpidos como el que acabas de hacer” y “El cocodrilo se comió a nuestra perrita, pero pudo haber sido a una persona. Si investigas tantito sabrás que es muy común que estos animales ataquen a la gente” fueron las respuestas que dio Marcus a dos señalamientos en contra de Ariadne.

Captura de las historias de Instagram de Ariadne Diaz /Cortesía @ariadne_diaz

Para finalizar, el actor de origen brasileño demostró que los caimanes no son los únicos animales salvajes que hay a su alrededor, pues durante un paseo matutino que hizo al lado de su familia enseñó que los árboles estaban llenos de iguanas gigantes.

Cabe señalar que la actriz no ha hecho publicaciones en Instagram desde el 25 de diciembre del año 2021, su corazón está realmente devastado por la perdida de su perrita.


Lee Más:
Ariadne Díaz anuncia con enorme dolor que su perrita fue devorada por un cocodrilo
Así es la humilde decoración navideña en el hogar de Ariadne Díaz
José Ron dice que Ariadne Díaz tiene la mano pesada y que cuando ésta le pegaba cachetadas, sí le dolían