Cuatro detenidos por ayudar a salvadoreño sospechoso de matar a un policía en Texas

La policía de Houston informó que dos personas más fueron acusadas por presuntamente ayudar a escapar a México al salvadoreño José Óscar Rosales, sospechoso de asesinar a un policía en fin de semana pasado

Rosales fue formalmente acusado este viernes por el asesinato de Galloway.
Rosales fue formalmente acusado este viernes por el asesinato de Galloway.
Foto: Francois Picard / AFP / Getty Images

LOS ÁNGELES – Dos personas más fueron acusadas de ayudar a escapar a México al salvadoreño José Óscar Rosales, sospechoso de asesinar a un policía el fin de semana pasado en Texas, con lo que asciende a cuatro el número de presuntos cómplices, informaron hoy viernes las autoridades locales.

Dos hombres más han sido acusados de obstaculizar la aprehensión de Rosales, de 51 años, quien fue arrestado el miércoles en Ciudad Acuña, en el estado mexicano de Coahuila, como sospechoso de asesinar al cabo Charles Galloway del Departamento del Alguacil del Condado de Harris la madrugada del domingo pasado.

Las circunstancias del arresto del sospechoso en México y la posible participación de autoridades estadounidenses en la detención no han sido reveladas.

Según la Oficina del Fiscal de Harris, varias personas se habían puesto en contacto con Rosales después del asesinato e intentaron ayudarlo.

Las identidades de los nuevos detenidos no fueron reveladas, pero las autoridades dijeron, según la televisora KTRK (ABC13), que los hombres empeñaron joyas y otros artículos para obtener dinero en efectivo que entregaron a Rosales para que pudiera huir de Estados Unidos.

El asesinato del policía ocurrió la madrugada del 23 de enero cuando Galloway en su patrulla detuvo un Toyota Avalon blanco en el vecindario de Beechnut en Houston. Según la evidencia recolectada, el conductor salió del automóvil al ser detenido e inmediatamente disparó repetidamente contra la patrulla del agente.

Galloway recibió varios disparos y murió en el lugar en un hecho catalogado por los investigadores como “una emboscada”.

Las autoridades dijeron que tanto el vídeo de la cámara de la patrulla como la cámara corporal de Galloway capturaron la muerte del policía durante la parada de tránsito.

Los otros dos supuestos cómplices detenidos son Reina Márquez y Henri Mauricio Pereira, identificados como esposa y cuñado de Rosales, respectivamente, acusados por intentar encubrir la participación del sospechoso en el asesinato.

Los dos hispanos fueron captados limpiando el Toyota. El vehículo del sospechoso fue confiscado como parte de los cargos de manipulación contra Márquez y Pereira.

Rosales se presentó hoy en una corte del condado de Harris, donde fue acusado formalmente por el asesinato de Galloway. La oficina de la fiscal de distrito del condado de Harris, Kim Ogg, está considerando pedir la pena de muerte por el cargo de homicidio capital, pero primero debe completar su investigación.

Ogg dijo el jueves que Rosales ha estado prófugo de un presunto cargo de apuñalamiento en el condado de Harris desde 1995. También puede estar relacionado con un asesinato en 2008 en El Salvador.

Rosales se encuentra detenido sin derecho a fianza a la espera de que la investigación progrese.

El Servicio de Control de Inmigración y Aduanas (ICE) dijo a la televisora que presentó órdenes de retención contra Rosales, quien ingresó previamente ilegalmente a Estados Unidos. También presentó una orden para retener a Pereira, de origen mexicano, y Márquez, de origen salvadoreño. 

También te puede interesar:

El historial delictivo del hispano que mató a policía de Texas
Hombre de Florida fue sentenciado a cadena perpetua por matar a adolescente de 13 años
Seis personas fueron hospitalizadas tras tiroteo en los alrededores de una sala de conciertos en Oregon