Los 5 lugares abandonados más cautivadores para explorar en Nueva York

En los cinco distritos de Nueva York se encuentran restos del pasado histórico de la ciudad, lugares abandonados que se pueden explorar, siendo escenarios de historias de todo tipo

Neponsit Beach Hospital, un antiguo sanatorio para tuberculosos, está ubicado junto al Jacob Riis Park.
Neponsit Beach Hospital, un antiguo sanatorio para tuberculosos, está ubicado junto al Jacob Riis Park.
Foto: Rafael Cores / Impremedia

A lo largo de los cinco distritos que abarcan Nueva York, se encuentran los restos del pasado histórico de la ciudad. Si bien las estructuras arquitectónicas frescas y los edificios de vidrio contemporáneos aparecen constantemente, no faltan lugares que se desmoronan con el paso de los años.

Aunque obviamente estos recorridos no son para todos, sin duda estos 5 lugares abandonados en Nueva York son un gran reto para exploradores y viajeros que gustan de experiencias poco convencionales.

Cabe mencionar que no todos los lugares tienen paso libre, pero el simple recorrido por fuera, tiene una importante carga histórica que recuerdan algunos años e historias del pasado (y hasta el inicio) de la ciudad de Nueva York.

1.- Hospital de la playa de Neponsit

Neponsit Beach Hospital, también conocido como Neponsit Beach Hospital for Children, es un antiguo sanatorio municipal para tuberculosos ubicado junto al parque Jacob Riis y la comunidad de Neponsit en el extremo occidental de la Península de Rockaway en Queens, Nueva York.

Originalmente orientado hacia el tratamiento de niños, el hospital trató a veteranos militares durante y después de la Segunda Guerra Mundial, pero cerró en 1955 debido a la disminución de la necesidad de hospitales para tuberculosos.

Posteriormente, operó como el Neponsit Home for the Age, y más tarde como el Neponsit Health Care Center, un hogar de ancianos administrado por la ciudad hasta su controvertido cierre en 1998.

Inaugurado en 1915, el hospital se diseñó primero para el tratamiento de la tuberculosis de los niños y luego de los veteranos de la Segunda Guerra Mundial, y fue especialmente un gran atractivo gracias a su aire fresco del mar y terrazas.

Antes de viajar a este lugar, debes saber que existen pocas posibilidades de explorar los terrenos por dentro, ya que cuentan con un guardia de seguridad patrullando, por lo que tendrás que mirar desde las aguas arenosas cercanas.

2.- Teatro de la calle 46 de Loew

Cuando este opulento teatro abrió sus puertas en 1927, se dice que más de 25,000 personas asistieron al lugar con más de 3,000 asientos para tener la oportunidad de experimentar el increíble diseño de un palacio de cine de la ciudad de Nueva York, en Borough Park, Brooklyn.

Con el auge de las salas de cine multipantalla, el teatro finalmente se convirtió en una sala de conciertos, albergando a artistas como Jefferson Airplane, antes de que cerrara en 1973 y se convirtiera, como sigue siendo hoy, en el almacén de una tienda de muebles.

Y aunque no es el tipo de lugar abandonado que puedes explorar hoy, las fotos del interior muestran que definitivamente hay algunas vibraciones, según dicen, del algunos fantasmas del pasado que podrían hasta manifestarse. Algunos querrán comprobarlo.

3.- Fuerte Totten

Una vez que fue una impresionante fortaleza de la Guerra Civil, Fort Totten se erige (en su mayoría intacta) como una reliquia inquietantemente hermosa.

Fue construido en 1862, con el propósito original de defender el puerto de Nueva York de los enemigos que se acercaban a través del East River y luego, durante el siglo siguiente, el ejército de Estados Unidos lo utilizó en diferentes capacidades.

Después de ser desmantelado en gran parte en los años 70, las ruinas ahora se erige como una pieza central para el Parque Fort Totten de 60 acres.

Además, recurrentemente en la época de Halloween, organizan una “Casa Embrujada” para que vivas la experiencia completa en el lugar, que sin duda, es un recinto perfecto para asustarse un poco.

Si un día pasas por este lugar, serás testigo de unas vistas innegablemente hermosas. Los recorridos en persona y los paquetes de información están disponibles en el centro de visitantes y con los guardaparques, en dicho lugar en Queens.

4.- Hospital Navy Yard de Brooklyn

En lo que parece una escena de Jurassic Park, partes de Brooklyn Navy Yard parecen haber sido abandonadas después de que los científicos resucitaran a los dinosaurios y tuvieran que huir. 

Tal vez eso sea un poco dramático, pero con la inminente revitalización como un sitio de producción de películas de Steiner Studios, proyectado para completarse en algún momento de esta década, ahora es la oportunidad de explorar el hospital de la Marina del siglo XIX, y cada rincón descuidado y cubierto de maleza, fue abandonado por más de 50 años.

5.- Old NYC Hall Station

Cuando se inauguró el sistema de metro de la ciudad de Nueva York en 1904, la parada del ayuntamiento en el centro de Manhattan era considerada como la zona más élite de las estaciones.

Diseñado con arcos de azulejos y tragaluces adornados por el ingeniero Rafael Guastavino, era una de las 28 paradas existentes que iban desde el Ayuntamiento hasta la calle 145.

En 1945, los vagones del metro actualizados ya no cabían en los rieles, por lo que finalmente se cerró y actualmente existe una estación más nueva en el Ayuntamiento para las líneas R y W.

Por suerte para los exploradores, la antigua estación no se ha perdido del todo. Si tu eres uno de ellos, puedes recorrerlo en un vagón de tren original con un boleto del Museo de Tránsito de Nueva York para experimentar toda su gloria desocupada.


También lee:
· Halloween: 10 lugares embrujados en Nueva York
· 5 Atracciones que debes visitar en Nueva York
· Niño murió en incendio causado en aparente brujería en Queens, Nueva York