Portavoz de Biden se niega a aclarar si dejará su puesto para irse a MSNBC

Jen Psaki se negó a dar detalles sobre cuánto tiempo ejercerá como portavoz de la Casa Blanca ¿su silencio lo dice todo?

La subsecretaria de prensa, Karine Jean-Pierre, es una de las posibles candidatas para suplir a Psaki en caso de renunciar.
La subsecretaria de prensa, Karine Jean-Pierre, es una de las posibles candidatas para suplir a Psaki en caso de renunciar.
Foto: Alex Wong / Getty Images

Jen Psaki, la portavoz del presidente de Estados Unidos, Joe Biden, ha rechazado confirmar si dejará su puesto en las próximas semanas para irse a trabajar a la cadena progresista MSNBC, tal y como han informado varios medios locales.

Preguntada al respecto en una rueda de prensa, Psaki se negó a dar detalles sobre cuánto tiempo ejercerá como portavoz de la Casa Blanca.

“Mi enfoque todos los días sigue siendo hablar en nombre del presidente y responder a sus preguntas, por difíciles que puedan ser en muchas ocasiones”, afirmó con una sonrisa la portavoz de la Casa Blanca.

Medios como el portal Axios, la cadena CNN y la radio NPR informaron este viernes de que Psaki planea dejar su puesto en las próximas semanas y empezar a trabajar en MSNBC.

En la rueda de prensa, algunos periodistas preguntaron a Psaki si es ético que siga jugando un papel tan importante en la política de comunicación del Gobierno de Biden mientras supuestamente está, al mismo tiempo, negociando un contrato con una de las cadenas que cubren al gobernante.

Psaki rechazó la idea de que pueda haber algo erróneo en su comportamiento y afirmó que siempre ha cumplido con las reglas éticas y legales de la Administración de Biden.

“Me lo tomo muy en serio” afirmó, y argumentó que siempre ha tratado de responder a las preguntas de los periodistas de manera justa, sin importar el medio para el que trabajan.

Psaki se estrenó como portavoz de la Casa Blanca en enero de 2021 y, nada más llegar, fue capaz de devolver la normalidad, el respeto y la cordialidad que habían faltado en la sala de prensa durante los cuatro años de Gobierno de Donald Trump (2017-2021), repletos de tensiones, reproches e incluso insultos.

Psaki volvió a mantener ruedas de prensa diarias de lunes a viernes, una tradición que se había roto con Trump.

Aunque Psaki en muchas ocasiones no ha dado respuestas claras a las preguntas de los reporteros -igual que ocurrió en varias ocasiones este viernes-, la rutina diaria se considera en EE.UU. una parte fundamental de la obligación de quienes ocupan cargos electos de someterse al escrutinio público y rendir cuentas.

Te puede interesar: